Nueva estrategia de digitalización para la defensa estadounidense

  • Transformación Digital

defensa ejercito

Como sucede en muchos otros países, Estados Unidos no puede permitirse retrasar la transformación digital de sus fuerzas armadas, por lo que está realizando grandes esfuerzos para avanzar en la introducción de nuevas tecnologías militares. Por ello, el Departamento de Defensa acaba de lanzar una estrategia de datos para la modernización digital del ejército, con la que pretende dotar a sus soldados del mejor apoyo tecnológico posible, dentro y fuera del campo de batalla.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

La persistencia del ransomware Webinar 

El ejército estadounidense quiere asentarse como el líder mundial en tecnologías militares de la era digital, ya que sus fuerzas necesitan aprovechar el valor de la información para mejorar su actuación en el campo de batalla moderno. Para lograrlo, el Departamento de Defensa (DoD) acaba de lanzar una nueva estrategia de datos, con la que quiere sentar las bases del futuro programa de Modernización Digital del Pentágono, que desplegará en los próximos años.

Este nuevo programa de datos establece los principios, metas y objetivos de digitalización de los diferentes departamentos del gobierno que intervienen en la defensa. Como ha explicado la directora de información del DoD, Dana Deasy, “los datos son la munición en la estrategia de modernización digital y son cada vez más fundamentales para la ventaja de los combatientes, dentro y fuera del campo de batalla”.  Comenta que la Estrategia de Defensa Nacional tiene como objetivo que sus fuerzas sean “más letales, eficientes e interoperables” con sus socios.

Explica que “esta estrategia es nuestro primer paso para hacer que la munición esté disponible de manera persistente para los hombres y mujeres del Departamento de Defensa, independientemente del escalón o la ubicación geográfica”. Para ello involucrarán a un buen número de agencias gubernamentales, cada uno de los cuales deberá desarrollar su propia estrategia de datos, que después será supervisada por la división de datos del DoD, el denominado Consejo de Datos.

Este organismo se encargará de revisar cada una de estas estrategias y de orquestarlas para que la transformación digital de las fuerzas armadas se lleve a cabo de forma coordinada, y atendiendo a las necesidades particulares de cada área específica. Como explica Dave Spirk, directos de datos del DoD, “Deasy me dio una guía clara para centrar los primeros esfuerzos en los datos para la lucha conjunta. El énfasis de la estrategia nos permitirá concentrarnos en eso. Refuerza las áreas de enfoque prioritario del Departamento de Defensa de la guerra conjunta, el apoyo a las decisiones de los líderes senior y el análisis de datos”.

Además, las autoridades han reconocido que esto requerirá no solo cambios organizativos, sino también a nivel de infraestructura física, y es posible que buena parte de esto recaiga sobre proveedores externos, como los proveedores de tecnologías de nube empresarial y otros sistemas, que darán soporte en materia de computación y almacenamiento de datos.