Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La marina estadounidense construirá un nuevo supercomputador de defensa

  • Infraestructura

Supercomputer Shasta - Cray

Como parte del Programa de Modernización de la Computación de Alto Rendimiento (HPCMP), la marina de los Estados Unidos va a instalar un superordenador de nueva generación. Se trata de un equipo del fabricante Cray, modelo Shasta, con una capacidad de computación de 12,8 petaflops, que supera a la de cualquier otro equipo informático empleado en la investigación para la defensa en el país.

La computación de alto rendimiento es vital en el campo de la defensa, ya que estar a la vanguardia en la informática es casi tan importante en la guerra como en tiempos de paz, y los gobiernos deben estar siempre al día. Siguiendo este razonamiento, la administración estadounidense ha creado el Programa de Modernización de la Computación de Alto Rendimiento (HPCMP), con el que quiere renovar las plataformas de computación más avanzadas del país, y muy especialmente las dedicadas a la investigación y el desarrollo vinculados al Departamento de Defensa.

El nuevo equipo estará será uno de los últimos superordenadores del proveedor Cray, concretamente el modelo Shasta, con una capacidad de computación de 12,8 petaflops, siendo el primero de todos los empleados en investigaciones de defensa que supera los 10 petaflops. Para lograr esto contará con una serie de procesadores AMD EPYC de la serie 7002, que sumarán un total de 290.304 núcleos de procesamiento principal. Además, esto se combinará con la enorme capacidad de aceleración de cálculo que proporcionarán sus 112 GPU Nvidia Volta V100.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Además, contará con 590 Terabytes de memoria de trabajo y con un sistema de almacenamiento de 14 petabytes de capacidad total. Todo ello estará conectado a través de una red Cray Slingshot de 200 gigabits por segundo, que garantizará el mejor aprovechamiento de estos grandes recursos de computación y almacenamiento. En su anuncio oficial afirman que el nuevo ordenador se dedicará a investigaciones científicas muy diversas, que irán desde la ingeniería para la defensa, la aeronáutica y la marina al estudio de los huracanes y otros desastres naturales, que son otros de los peligros potenciales a los que se enfrenta el ejército.

Este impresionante equipo estará alojado y operado en el Navy DSRC, en el Centro Espacial Stennis, en el estado de Mississippi. Si entrase en funcionamiento hoy formaría parte de los 25 ordenadores más potentes del mundo, según la clasificación Top500, pero no estará listo hasta principios de 2021, por lo que podría quedar en un puesto inferior para entonces. En palabras del contraalmirante John Okon, jefe del Comando de Meteorología y Oceanografía de la Armada, “la inversión y el aumento del poder de supercomputación en el DSRC de la Armada, en el Centro Espacial Stennis, es absolutamente crítico para la Oceanografía Naval”.

Añadió que a final de año actualizarán la capacidad de realizar predicciones atmosféricas y oceánicas a nivel global y regional, y que contarán con el primer sistema de predicciones terrestres de la Marina”. Asimismo, destacó que contar con los últimos avances en computación de alto rendimiento es vital para el Departamento de Defensa, lo que está impulsando la modernización de los sistemas.

Para Christine Cuicchi, directora de los Centros de Recursos de Supercomputación DoD de la Armada, “si bien la nueva supercomputadora en sí misma será todo un caballo de batalla, se complementa con una serie de herramientas y servicios adicionales que la Marina DSRC ofrece para apoyar las actividades de investigación de los usuarios del DoD. La mayoría de la gente no esperaría que Mississippi sea una de las ubicaciones principales para la supercomputación a gran escala, pero lo somos, y este nuevo sistema consolidará nuestra presencia en la comunidad HPC”.