Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Reino Unido construirá el mayor supercomputador climático del mundo

  • Infraestructura

cloud

La Oficina Meteorológica del Reino Unido ha anunciado que construirá un nuevo superordenador, que se convertirá en el ordenador climático más potente del mundo hasta la fecha. Para ello ha destinado un presupuesto de 1.200 millones de libras, que permitirá multiplicar por seis la potencia actual, con una posible ampliación posterior para el año 2028.

Uno de los trabajos más complejos a nivel de computación es el desarrollo de un modelo meteorológico verdaderamente fiable. Para ello se deben cotejar y comprender grandes cantidades de datos de diversa naturaleza, que provienen de los diferentes sistemas de observación del clima, como radares, sensores de temperatura, presión y viento, imágenes por satélite, etcétera. Y esto requiere capacidad una de computación solo al alcance de las plataformas HPC más potentes del mundo, que se van quedando cortas a medida que se añaden sistemas de monitorización más sofisticados y demás resolución.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Los gobiernos de los principales países del mundo gastan millones en construir estas máquinas, con el fin de mejorar la fiabilidad de estos modelos y prevenir desastres climáticos. Siguiendo este camino, la autoridad competente en esta materia en el Reino Unido, la Oficina de Meteorología, ha anunciado que renovará su actual supercomputador con un nuevo equipo de más capacidad, para el que destinará un presupuesto estimado en 1.200 millones de libras.

Por ahora se conocen pocos detalles sobre este nuevo equipo, pero los responsables del proyecto, que consta de dos fases, afirman que permitirá multiplicar por 6 la capacidad del actual ordenador Cray XC40, construido en 2014, con una potencia de 16 petaflops. La primera etapa comenzaría a funcionar en 2022, con esa potencia estimada en unos 96 petaflops, y la segunda fase comenzaría a funcionar en 2028, elevando la capacidad de computación a unos 288 petaflops.

Este avance persigue mejorar las capacidades de Reino Unido en la predicción de eventos climáticos extremos, algo que afecta especialmente a un país completamente rodeado por agua, que recientemente se ha visto azotado por grandes tormentas como Ciara o Dennis. En opinión de Alok Sharma, secretario de negocios y energía del Reino Unido, “en los últimos 30 años, las nuevas tecnologías han significado pronósticos meteorológicos más precisos, con tormentas pronosticadas con hasta cinco días de anticipación”.

Pero el objetivo de la administración es mejorar estas condiciones y, como señaló Sharma en su comunicado, “cuando llueva o haga sol, nuestra importante inversión en una nueva supercomputadora acelerará aún más las predicciones climáticas, ayudando a las personas a estar más preparadas para la interrupción climática, desde la planificación de viajes hasta la implementación de defensas contra inundaciones”. Por su parte, la directora ejecutiva de la Oficina de Meteorología del país, dijo que “esta inversión proporcionará en última instancia una advertencia más precisa sobre el clima severo, la información necesaria para construir un mundo más resistente en un clima cambiante y ayudará a apoyar la transición hacia una economía baja en carbono en todo el Reino Unido”.

Añadió que "ayudará al Reino Unido a continuar liderando el campo de la ciencia y los servicios meteorológicos y climáticos, trabajando en colaboración para garantizar que los beneficios de nuestro trabajo ayuden al gobierno, al público y a la industria a tomar mejores decisiones para mantenerse seguros y prosperar”.