Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Extremadura contará con una nueva plataforma de supercomputación

  • Infraestructura

IBM Supercomputador

La Fundación de Computación y Tecnologías Avanzadas de Extremadura va a adquirir una nueva plataforma de supercomputación que pretende aplicar en diferentes campos, desde la agricultura a la lucha contra el cambio climático. ÇLA máquina, construida por IBM, contará con gran capacidad de almacenamiento y computación, y estará potenciada con capacidades de inteligencia artificial.

Computaex, la Fundación de Computación y Tecnologías Avanzadas de Extremadura, acaba de anunciar que contará con una nueva plataforma de computación de alto rendimiento (HPC) construido por la firma IBM. Se trata del sistema IBM Power System Accelerated Computing Platform, cuya principal capacidad es utilizar aplicaciones avanzadas de inteligencia artificial, y que destinarán a diferentes campos de investigación científica.

Este sistema estará compuesto por una plataforma de almacenamiento de alta capacidad IBM Elastic Storage, y tendrá una capacidad de cálculo de primer nivel. Se trata de una máquina muy similar, aunque a menor escala, a las empleadas en los supercomputadores más potentes de la marca, Sierra y Summit, que tienen ciertas agencias gubernamentales de Estados Unidos. Además, contará con la inteligencia artificial IBM Watson Machine Learning Comunity Edition, diseñada para realizar simulaciones científicas de alta complejidad y realismo.

Los objetivos que se plantea la fundación extremeña con esta nueva máquina son acelerar las líneas de investigación heterogénea en las que trabaja Computaex, aplicando el big data, el open data y el aprendizaje automático a campos como la agricultura y la ganadería de precisión, la secuenciación genética, la eficiencia energética, el cambio climático o la reducción de contaminantes químicos.

Uno de los proyectos en los que trabajan es CultivData, que trabaja en la aplicación de datos para mejorar las condiciones de los cultivos extremeños y de la ganadería porcina y vacuna de la región. Aplicando técnicas de big data a la información extraída de estos ámbitos pretenden crear modelos para mejorar ambas industrias, incrementando la calidad y la eficiencia, reduciendo el impacto ambiental y mejorando las condiciones generales de las explotaciones.

Otro de los proyectos fundamentales está a cargo del Grupo AIRE (Atmósfera, Clima y Radiación en Extremadura), capitaneado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura, y que estudia el comportamiento del clima en las décadas pasadas, como paso previo al desarrollo de modelos predictivos del cambio climático. En palabras de José Agustín García, coordinador del Grupo AIRE, “la capacidad de almacenamiento de datos y la rapidez de cálculo de la supercomputación son fundamentales. Contemplamos temperaturas, precipitaciones, horas de sol y su incidencia sobre la superficie terrestre, comportamiento de los océanos, el suelo y la vegetación para luego aplicar potentes algoritmos”.

Finalmente, otro de los objetivos principales de este nuevo supercomputador es desarrollar una nueva filosofía para la industria química, que sea más sostenible y menos contaminante. Esta máquina se empleará para buscar procesos que generen menos residuos contaminantes, a través de simulaciones de química altamente complejas y realistas.