Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los proveedores de la nube adoptan diferentes enfoques ante la crisis

  • Cloud

nube cloud

Ante la difícil situación que se está viviendo por la paralización de la economía, los proveedores de la nube están cambiando su estrategia de cara a los próximos años, y no todos están adoptando el mismo enfoque. Mientras que algunos gigantes americanos están recortando sus perspectivas de inversión, construcción y contratación a medio plazo, la industria China quiere incrementar el gasto porque prevén un crecimiento en el uso de servicios digitales.

La irrupción de la pandemia está provocando una gran revolución en todo lo que tiene que ver con las nuevas tecnologías. Las empresas están aumentando el uso de herramientas digitales y de la nube para seguir funcionando, y se espera que los cambios que se están dando durante la crisis impulsen la transformación digital más de lo previsto. Al mismo tiempo, se está gestando una de las mayores crisis económicas de la historia en ciertos países, lo que está elevando la incertidumbre entre las empresas, los gobiernos y los consumidores.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Ante esta situación los proveedores de servicios en la nube se plantean varios caminos a seguir, cada uno con sus riesgos. Algunas empresas de primer nivel, como es el caso de Google, se han posicionado en el lado de la cautela, reduciendo sus previsiones de gasto, retrasando sus proyectos de construcción de nueva infraestructura y reduciendo al mínimo imprescindible las contrataciones de nuevo personal. Así pretenden superar lo pero de esta crisis sin elevar más el riesgo en sus inversiones.

Pero, mientras tanto, otras empresas están adoptando un enfoque diametralmente opuesto, y apuestan por invertir más para au8mentar su presencia en los mercados que consideran emergentes en lo que se refiere a adopción de la nube. Este es el ejemplo de Alibaba Cloud, que tiene previsto incrementar el gasto en infraestructura durante los próximos tres años. Según han anunciado recientemente, en este tiempo gastarán en torno a 28.000 millones de dólares en aumentar su huella, y destinarán este casto principalmente a la compra de servidores, chips, tecnologías de red y en mejorar su sistema operativo.

Este punto de vista puede parecer arriesgado, pero la compañía, al igual que algunos de sus homólogos en otros países, está convencida de que, a pesar de la crisis económica general, la situación actual llevará a centrarse más en la economía digital. Y esto se percibe como una gran oportunidad para los proveedores de la nube, que pueden capitalizar el esfuerzo que están haciendo muchas organizaciones del sector público y privado por adoptar las tecnologías digitales.

Esta estrategia puede parecer osada, pero viniendo del tercer proveedor de la nube más grande del mundo, es algo a tener en cuenta. Alibaba tiene mayor presencia en los países de Asia Pacífico, especialmente en su China natal, y como otros proveedores de la región quiere capturar la mayor parte del mercado emergente de Asia. Pero, a la vez, tiene intención de expandirse lo máximo posible en regiones tradicionalmente controladas por los proveedores norteamericanos, y su presencia ya se está dejando notar en zonas como Europa, algo que se volverá más habitual en el futuro cercano.