Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gobierno de Singapur da ejemplo con un marco regulatorio para la IA

  • Gestión del dato

GMV Inteligencia Artificial

Las autoridades de este país asiático han presentado en el foro de Davos su propia versión de un marco que ayude a las empresas a abordar los desafíos en la implementación de modelos de inteligencia artificial. El objetivo es construir una base regulatoria para garantizar que se respetan los derechos de las personas en las aplicaciones relacionadas con la IA.

En los últimos meses, la comunidad internacional ha comenzado a lanzar marcos regulatorios para guiar a las empresas en el desarrollo y la implementación de la inteligencia artificial. El último país en presentar este tipo de códigos es Singapur, que sigue la actual corriente de opinión que pretende apoyar modelos de IA que respeten la ética y los derechos del ser humano, por encima de otras consideraciones.

El modelo que propone Singapur para las organizaciones de su país, anunciado en el Foro Económico Mundial (WEF) de Davos (Suiza), está basado en las líneas de acción propuestas en un documento publicado el pasado junio por la Comisión de Protección de Datos Personales de Singapur (PDPC), y la Autoridad de Desarrollo de Medios Infocomm (IMDA). Concretamente, los dos principios en que se basa este código son la que IA debe centrarse en el ser humano, y que las decisiones tomadas o asistidas por IA deben ser explicables, transparentes y justas para los consumidores.

Con estas dos guías principales se pretende mejorar la comprensión de esta tecnología e incrementar la confianza y la aceptación de la IA por parte de los usuarios. Según comentó el Ministro de Comunicaciones e Información de Singapur, S. Iswaran, su país siempre ha apostado por las tecnologías de vanguardia, y se ha preocupado por el aspecto de la gobernanza para colaborar con la industria en beneficio del país y sus ciudadanos. Y dijo que: “Al anunciar el marco modelo en Davos, tenemos la oportunidad de subrayar el papel continuo de Singapur en ese contexto, así como de invitar a la retroalimentación global sobre lo que estamos haciendo”.

Por otro lado, aclaró que su modelo de regulación y recomendación para la implementación de IA es adecuado para un país con sus particulares características: una economía pequeña, abierta y pro-empresarial, apoyada en un entorno económico basado en las normas. Además, afirmó que se consideran más objetivos en comparación con otros países y regulaciones, que pueden ser menor proteccionistas con los consumidores. También subrayó que este marco se ha creado tras consultar con la industria del país, cuyas empresas ya se habían alineado en su mayoría hacia estas directrices.

Asimismo, el Ministro indicó que es poco probable que las empresas del país se salgan de este camino en la implementación de la inteligencia artificial, y señaló que su marco regulatorio podría establecerse como “una de las jurisdicciones con enfoques más sólidos para la gestión de datos, y la gobernanza de la inteligencia artificial y otras tecnologías de vanguardia”. Esto, en su opinión, podría traer nuevas colaboraciones con empresas extranjeras que vean en este marco una buena base para el desarrollo de la inteligencia artificial en sus propias operaciones y negocios.