Europa acepta las leyes británicas de protección de datos

  • Gestión del dato

Europa GDPR

Tras muchas conversaciones, la Unión Europea ha confirmado que los estándares de protección de datos que ha diseñado el Reino Unido son compatibles con el reglamento GDPR. Esto significa que a partir de ahora se restablece la normalidad en las relaciones digitales entre ambas regiones tras el Brexit, lo que impulsará de nuevo los negocios bilaterales.

Recomendados: 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar

Cómo elegir una base de datos para tus aplicaciones móviles Leer 

La separación del Reino Unido y la Unión Europea generó mucha incertidumbre económica, y uno de los problemas más preocupantes provenía de la promulgación del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) implantado por la UE, ya que las regulaciones del Reino Unido no parecían cumplir con las nuevas reglas europeas. Desde que GDPR entró en vigor, se instaló una corriente de desconfianza en la forma en que las organizaciones británicas trataban los datos de los ciudadanos europeos, y las autoridades del país comenzaron a revisar sus leyes al respecto.

Después de más de un año de intensas deliberaciones, la UE ha aceptado los estándares de protección de datos actuales del Reino Unido, y ambas partes han firmado un acuerdo que permitirá el flujo bilateral de datos. La Comisión Europa ha dicho que ha “adoptado dos decisiones de adecuación para el Reino Unido: una bajo el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) y la otra para la Directiva de Aplicación de la Ley”. Y señala que, gracias a este acuerdo, “los datos personales ahora pueden fluir libremente desde la Unión Europea al Reino Unido, donde se benefician de un nivel de protección esencialmente equivalente al garantizado por la legislación de la UE”.

Los expertos explican que esto ha sido posible ya que el sistema de protección de datos del Reino Unido continúa basándose en las mismas reglas establecidas mientras el país formaba parte de la Unión, a las que se han agregado dos características fundamentales. Estos son los principios, derechos y obligaciones recogidos en el GDPR y la directiva sobre la aplicación de la ley en su sistema legal. Por el momento, se ha acordado mantener este nivel de relación durante cuatro años, tras los cuales se revisarán las condiciones del acuerdo para determinar su Reino Unido mantiene un nivel adecuado de protección de datos.

Las autoridades competentes han explicado que, aunque Reino Unido ha abandonado la UE, ha alcanzado un nivel adecuado de protección de datos, y que ahora puede garantizar a los ciudadanos europeos que sus datos están igualmente protegidos en ambas regiones. Y recalcan que este nuevo acuerdo es importante para mantener el flujo comercial y para ser más eficaces en la lucha contra la ciberdelincuencia. La Comisión ha explicado que seguirá de cerca la evolución de las regulaciones del Reino Unido y han reforzado las relaciones para impulsar los negocios y para poder intervenir si es necesario.

Por su parte, el gobierno del Reino Unido ha declarado que “esto permitirá el flujo continuo y fluido de datos personales desde la UE al Reino Unido. Las decisiones significan que las empresas y organizaciones del Reino Unido pueden seguir recibiendo datos personales de la UE y el EEE sin tener que establecer acuerdos adicionales con sus homólogos europeos”. El secretario de Estado Oliver Dowden ha dicho que “esta será una buena noticia para las empresas, apoyará la cooperación continua entre el Reino Unido y la UE y ayudará a las autoridades policiales a mantener a las personas seguras. Ahora nos centraremos en liberar el poder de los datos para impulsar la innovación e impulsar la economía mientras nos aseguramos de proteger la seguridad y la privacidad de las personas”.