Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La tecnología basada en IoT conquistará varios sectores en los próximos años

  • Infraestructura

SAP IoT

Una de las tendencias tecnológicas que más titulares acapara desde hace algunos años es Internet of Things. Se le ha dado mucho bombo, aunque hasta ahora no se ha extendido de forma masiva, y no se han definido los modelos de negocio y los casos de uso a los que se aplicará. Pero los expertos afirman que 2019 será el año en que despegará IoT, y ya han identificado las principales aplicaciones que tendrá este concepto en los próximos años.

Esta nueva generación de dispositivos conectados, dotados de cierta inteligencia, autonomía e inteligencia, tienen muchas posibilidades de cara al futuro. Gartner ha pronosticado que el año que viene empezarán a verse despliegues más masivos de esta tecnología en diferentes sectores, y que en 2020 habrá 25.000 millones de estos aparatos. Por su parte, IDC prevé que generará un mercado que superará el billón de dólares ese mismo año. Estos datos son alentadores para los pioneros del sector IoT, que por fin empezarán a ver un avance significativo en sus inversiones para desarrollar la nueva generación de dispositivos conectados.

Esta clase de dispositivos incluye sensores, conectividad y cierta capacidad de procesamiento de datos, lo que permite su uso para monitorizar las actividades de personas, el medio ambiente y otras máquinas y procesos. Además, tienen la capacidad de preprocesar esa información y enviarla a sistemas en los que se aplica la analítica para “cocinar” esos datos y alimentar directamente los servicios al cliente final. Por ahora, los usos a los que se ha asociado este concepto abarcan principalmente el sector de consumo, con dispositivos personales y wearables, y las aplicaciones industriales, pero los expertos ya definen ciertos sectores empresariales y de servicios en los que Internet of Things tendrá un papel destacado en los próximos años. Por ejemplo, la compañía Prodware, especialista en consultoría y soluciones tecnológicas para la transformación digital en el sector empresarial, ha elaborado una lista de los principales usos que tendrá IoT en el ámbito de las organizaciones:

Industria: Para la monitorización en tiempo real de las cadenas de montaje, proporcionando información constante sobre el funcionamiento de la maquinaria y los robots. Esto, apoyado por una infraestructura TI dedicada, habilita la posibilidad de realizar un análisis inteligente de la información para lograr un mantenimiento y una gestión de las instalaciones de tipo predictivo.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Sector sanitario: IoT se muestra útil para las aplicaciones sanitarias en movilidad, y para asistentes virtuales sanitarios, con los que se puede realizar una asistencia a distancia, en los hogares, más precisa e inteligente. Además, en este campo se contempla la posibilidad de integrar sistemas de monitorización de la salud en vehículos, que capten las constantes vitales de los pacientes en tránsito.

Comercio: Con dispositivos IoT los expertos ven posibilidades en este sector para realizar acciones comerciales personalizadas. Pero para ello se requiere que los clientes estén “hiperconectados”, y los comerciantes podrán enviarles mensajes, alertas y ofertas personalizadas, según sus intereses y su historial de compras, búsquedas en su tienda online, etc.

Servicios públicos: La sensorización de diferentes ámbitos dentro de los servicios públicos ya está ayudando a departamentos como el de la recogida de residuos, pero se espera un gran avance en la implantación de sistemas de monitorización climática, control del tráfico, del aparcamiento y del transporte público, entre otros. Con toda esta información se lograrán impulsar los programas de Smart City que se están desarrollando especialmente en las grandes urbes.

Además de estas aplicaciones, que ya están extendiéndose en los sectores público y privado, existen otras utilidades para las tecnologías basadas en IoT en otros ámbitos. Por ejemplo, dentro de las oficinas, para el control presencial y la gestión de los recursos internos, como salas de reunión y puestos de trabajo multiusuario. Y también en los centros de datos y en las infraestructuras críticas, donde la monitorización y la analítica avanzada pueden proporcionar grandes beneficios para mejorar el control y la gestión de los recursos.

Y en todos estos ámbitos, la tecnología que hará posible sacar todo el partido a IoT es la computación EDGE. Con micro centros de datos localizados cerca de donde están los dispositivos conectados, capaces de analizar y procesar rápidamente la información que estos proporcionan, se puede lograr la máxima eficiencia en el tratamiento de todos esos datos para entregar los servicios a tiempo real, o con la mínima latencia.