Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El aprendizaje automático aplicado a la visión artificial revolucionará las fábricas

  • Infraestructura

industria digitalizacion fabrica

El análisis de imágenes basado en sistemas de aprendizaje automático puede aportar nuevos niveles de inteligencia a los sistemas de visión por ordenador. Según un estudio reciente de ABI Research, esta combinación de tecnologías que generará un gran impacto en las fábricas inteligentes, agilizando los procesos y proporcionando nuevas capacidades para anticiparse a las posibles incidencias.

La visión artificial, también conocida como visión por ordenador, consiste en sistemas capaces de captar, procesar y analizar las imágenes para generar información que los ordenadores pueden comprender, aportando información manejable sobre lo que sucede en el campo de visión cubierto por cámaras. Esta avanzada tecnología trata de simular las capacidades combinadas del ojo y el cerebro humanos, empleando conceptos de geometría, física, estadística y otros campos de la ciencia. Aunque por ahora tiene muchas limitaciones en cuanto a la comprensión de lo que “se ve”, ya aporta numerosas ventajas en sectores como la seguridad, la salud y la fabricación.

Y es precisamente en este ámbito donde los expertos detectan un gran potencial de desarrollo, gracias a la aplicación de nuevos sistemas de machine learning y Deep learning, que van a convertirse en la base de la evolución de las tecnologías de visión artificial. Según indica un reciente estudio realizado por la firma de investigación ABI Research, las fábricas que apliquen esta combinación de tecnologías lograrán tener una mejor visión de lo que sucede en toda la cadena de producción, pudiéndose anticipar a los posibles problemas.

Gracias a la aplicación del aprendizaje automático y profundo a los sistemas convencionales de visión artificial, estas fábricas también están logrando alcanzar nuevas cotas de rendimiento productivo y eficiencia energética, y esta consultora opina que estas nuevas tecnologías crecerán a una tasa anual del 20% entre 2017 y 2023, cuando se espera que alcancen un negocio valorado en 34.000 millones de dólares.

Según explicó Lian Jye Su, analista de ABI Research, la democratización de las capacidades de machine learning tendrá mucho peso en la rápida implantación de este concepto. Y esto se logrará también gracias a que los despliegues de sistemas de visión por ordenador son relativamente sencillos y no muy costosos. Actualmente, en las fábricas se emplean sobre todo en las áreas de control de calidad, inspección de seguridad, mantenimiento predictivo y monitorización industrial. Hasta ahora, estos sistemas se han encontrado con importantes limitaciones, debido a que su funcionamiento se basa en criterios predefinidos y en muchos casos con funciones limitadas que no cambian a menos que se reprogramen.

Pero al asignar estas tareas a máquinas “inteligentes” que aprenden por sí mismas, los sistemas de visión artificial pueden evolucionar más y sin necesidad de una intervención constante de los técnicos, agilizando su funcionamiento y haciéndolo mucho más eficiente. Y los xpertos de ABI Research indican que estas tecnologías se pueden implementar directamente en los centros de datos on-premise situados en las propias fábricas, o mediante paquetes de software, facilitando la evolución tecnológica en la industria. Donde más beneficios detectan por ahora estos especialistas es en el control de calidad, ya que los nuevos sistemas no solo serán capaces de detectar los productos con defectos conocidos, sino que podrán detectar problemas nuevos en los productos e, incluso, identificar las causas de esos defectos, aportando más conocimiento al fabricante y ayudando a mejorar la producción.