Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Dentro de seis años habrá 12 veces más almacenes robotizados

  • Infraestructura

Inteligencia artificial Robot.jpg

La automatización avanza rápidamente en ciertos sectores, y uno de los que más potencial de mejora está encontrando para esta tecnología es el de la logística. La amplia experiencia de algunos gigantes de la industria con los robots ha abierto el camino a otras empresas que están interesadas en los beneficios que puede proporcionarles la robótica.

Según un estudio de ABI Research, para 2025 los almacenes que emplearán herramientas robotizadas subirán a 50.000, cuando en 2018 solo se contabilizaron 4.000. Además, señala que en total habrá alrededor de cuatro millones de dispositivos automatizados en estas instalaciones. El informe indica que las empresas están empezando a aprovechar las ventajas que proporciona la robótica actual para automatizar sus instalaciones, y que la inteligencia artificial va a propiciar un gran salto cualitativo en este sector, permitiendo crear almacenes con un alto grado de automatización.

De hecho, apunta a que a IA será el factor que más impulsará la adopción de estas tecnologías en el entorno de los almacenes. Especialmente las ramas de IA como el machine learning y la visión artificial, que amplían las capacidades de realizar tareas y monitorizar el trabajo en los almacenes. En ello también tendrá un papel clave el comercio electrónico, que está impulsando nuevas formas de negocio. Ejemplo de ello es Amazon, pero hay muchas otras empresas, especialmente del comercio minorista, que van a adoptar la automatización en sus instalaciones de almacenaje e intercambio de mercancías.

La automatización facilita cumplir con plazos de entrega reducidos y proporciona un mayor control del stock, a lo que la IA suma una mejor capacidad de calcular las necesidades de aprovisionamiento de artículos, agilizando y mejorando las operaciones. Abi Research indica que la llegada de nuevos modelos de robot más ligeros y económicos también contribuirá a impulsar la adopción de la robótica en los almacenes, ya que permiten alcanzar un grado de automatización aceptable con inversiones más reducidas, que retornan además más rápido. En esto se incluyen los nuevos vehículos guiados (AGV) y los robots autónomos móviles (AMR), que sustituyen a otros modelos de automatización mecanizada más pesados, que requieren inversiones mayores y una infraestructura más rígida.

Los expertos afirman que gracias a esta nueva generación de robots las empresas del sector pueden optimizar más el espacio en sus instalaciones, con lo que podrían reducir la necesidad de abrir nuevos centros de almacenaje o distribución. Y también proporcionan más flexibilidad a la hora de modificar la dotación necesaria en las instalaciones, y al enfrentarse a cambios en la planificación de las operaciones.