Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La transformación digital y la robótica, claves para la innovación

  • Inteligencia Artificial

Robot

Numerosos sectores están avanzando en la transformación digital, implementando nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la robótica, que sentarán las bases de la mayoría de industrias, y también del mercado de trabajo. La salud, la educación, el hogar, la movilidad, la logística, la agricultura, la alimentación, el retail y la automoción son algunos ejemplos de dónde proliferarán estas tecnologías en los próximos años.

El último estudio realizado por el Instituto de la Economía Digital de ESIC Business & Marketing School (ICEMD) analiza el impacto que tendrá la transformación digital en los diferentes sectores de la sociedad, y muy especialmente los cambios que traerá la robótica y la inteligencia artificial, tanto en la economía como en la vida de las personas y en el entorno laboral. En este sentido, el informe “Robótica: una revolución que impacta a todos los sectores”, indica que solo el 3% de los empleos en España se encuentra en riesgo por la implantación de la IA. Esto se fundamenta en que estas tecnologías se combinan con habilidades puramente humanas, como la creatividad o la empatía, y las organizaciones seguirán necesitando personas capaces de trabajar en ambientes de colaboración, que tengan inquietud por aprender y que aporten una visión original.

Como se señala en este informe, “Si bien no hay que temer a la IA, es conveniente estar al día de todas las innovaciones que van apareciendo ya que tienen como fin mejorar la vida de las personas”. Posteriormente, analiza cómo impactará la robótica, la IA y otras tecnologías digitales en algunos de los sectores más destacados de la economía y la sociedad española.

Sector de la salud

Dentro del ámbito de los hospitales, la robótica médica tiene como objetivo mejorar procedimientos médicos y el trabajo de los cirujanos, ayudando a superar las limitaciones en determinadas intervenciones. Otros tipos de robótica, como los exoesqueletos motorizados, ayudarán a los pacientes con problemas de movilidad o en proceso de rehabilitación, ayudando mucho en la mejora de sus tratamientos y en su calidad de vida en general. Además, las aplicaciones digitales movidas por IA y los dispositivos conectados ayudarán a mejorar la atención a los enfermos y el seguimiento de sus casos. Otras tecnologías que impactarán en el sector de la salud serán la realidad aumentada y la impresión 3D, que encontrarán aplicaciones en la fabricación de tejidos, órganos, prótesis e implantes biomédicos. Como ejemplo, se prevé que la impresión 3D para usos médicos podría alcanzar un valor de mercado de 213.000 millones de dólares en 2020.

Nuevas tecnologías para la educación

Como ya se está comprobando a través de diversos proyectos en universidades y otros centros de estudios superiores, la inteligencia artificial puede suponer una revolución en los modelos de enseñanza. Los expertos apuntan a que la IA puede mejorar el aprendizaje online, el software de enseñanza adaptable y los procesos de investigación por una mejor forma de interactuar con los estudiantes.

Hogar conectado

Las tecnologías del hogar potenciadas por la IA han encontrado su mayor mercado (60%) en Estados Unidos, donde se han originado los primeros proyectos y productos comerciales. Pero Europa y el Reino Unido se han convertido en el mercado de mayor crecimiento, aunque Corea será el líder, gracias a su avanzado ecosistema tecnológico y a la afinidad de los consumidores con estas tecnologías. Este informe señala que el concepto de hogar inteligente no solo contempla los dispositivos domésticos, sino que engloba toda una serie de servicios y productos complementarios, personalizados a través de la IA.

Movilidad

En este ámbito, la robótica entrará a formar parte de la infraestructura de transporte urbano, que en el futuro incluirá dispositivos de desplazamiento tridimensional, guiados de forma autónoma, y en cosas tan interesantes como los equipajes motorizados de forma inteligente y el reconocimiento facial para la mejora de la interacción entre hombre y máquina.

Logística

La robótica está entrando de lleno en la logística, tanto por las máquinas automatizadas que facilitan procesos de organización y movimiento de mercancías como gracias a los exoesqueletos, que facilitan la tarea de los operarios en diversos trabajos pesados, que requieren la intervención de personas. Pero, por otro lado, se está integrando la robótica y otras formas de automatización en vehículos para el transporte de mercancías por mar, el reparto de alimentos y paquetes.

Agricultura

La automatización de las granjas está avanzando, revolucionando la forma en que se plantan, cosechan y preparan los alimentos para su venta. Ya existen empresas que cultivan casi sin intervención humana, con automatizaciones mecánicas y sistemas inteligentes para el control del riego, la fumigación y las condiciones climáticas dentro de los invernaderos. Y se está trabajando en robots capaces de plantar, retirar las malas hierbas y realizar otras tareas de mantenimiento de forma autónoma.

Alimentación

Desde los supermercados a las cocinas industriales y de los hogares, los robots están encontrando su lugar en numerosos ámbitos vinculados a la alimentación. Ejemplos de ello son los robots que ayudan a la preparación de alimentos en restaurantes, industrias y hogares, y los primeros robots que están llegando a las grandes superficies para el control del inventario de perecederos en tienda y otras funciones que actualmente desempeñan los trabajadores humanos.

Comercio minorista

La automatización robótica de procesos y la inteligencia artificial están proliferando con rapidez en el sector Retail, de la mano de los chatbots de nueva generación, potenciados por formas de IA, que son más capaces de trabajar con el reconocimiento de voz y de lenguaje natural. Además, se está trabajando en asistentes de compra con ciertas capacidades de inteligencia emocional, que son capaces de comunicarse mejor con los clientes para entender sus necesidades y sus gustos, y posteriormente para ofrecer ciertos servicios al cliente posteriores a la venta.

Automoción

Sin duda, la conducción autónoma es la reina de la robotización en el sector del transporte. Por un lado, se está trabajando intensamente en las flotas de vehículos pesados para el transporte de mercancías. Pero también para la construcción, con nuevas máquinas automáticas capaces de asistir en las obras, haciendo tareas logísticas o incrementando la producción en trabajos como la colocación de ladrillos y otros elementos estructurales. Además, en los próximos años se verá una importante evolución de la conducción autónoma privada, aunque los expertos aún no se ponen muy de acuerdo en cuándo se hará realidad el transporte personal sin conductor.