Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las organizaciones apoyan el incipiente mercado de dispositivos como servicio

  • Infraestructura

portatil empleado digital

Uno de los pilares de la digitalización del espacio de trabajo es la movilidad, ya que muchas empresas están adoptando tendencias como el teletrabajo y BYOD. Pero esto trae de cabeza a los responsables de TI, que dedican muchos recursos a gestionar y securizar el creciente parque de dispositivos de sus empleados. Para abordar esto a gran escala está surgiendo la modalidad de dispositivo como servicio, algo que interesa cada vez más a las grandes empresas.

El proceso de transformación digital está alcanzando un cierto grado de madurez en muchas empresas, expandiéndose a diferentes áreas como el propio entorno de trabajo. Esto supone la incorporación de tecnologías como las de comunicaciones unificadas y colaboración, pero también impulsa un cambio radical hacia los modelos de trabajo en movilidad, que aportan numerosos beneficios a las empresas y a sus empleados.

Esta forma de concebir el trabajo conlleva un uso creciente de dispositivos como ordenadores portátiles, smartphones y tablets, que permiten a cualquier miembro de la organización trabajar independientemente de dónde se encuentre. Pero esto conlleva una serie de complejidades y riesgos para la seguridad cibernética, algo que preocupa cada vez más a los responsables de TI. Porque es complicado y a veces poco eficiente adoptar de forma masiva tendencias como Bring Your Own Device (BYOD), ya que se acumula una gran cantidad de dispositivos de diferente naturaleza, categoría y capacidad para integrarse en la TI empresarial.

Para abordar este gran desafío ciertos proveedores de tecnología y servicios han creado una nueva modalidad enfocada a facilitar el trabajo en movilidad sin perder seguridad. Se trata de DaaS, o Dispositivos como Servicio, que proporcionan a las organizaciones las plataformas que necesitan, pero garantizando los adecuados niveles de seguridad para la TI en su conjunto. Porque los dispositivos móviles y los ordenadores portátiles son una importante vía de entrada de ciberataques, como señala desde hace tiempo el fabricante HP, uno de los impulsores de estos nuevos servicios empresariales.

Según sus estimaciones, para 2020 habrá 9 billones de dispositivos en las empresas de todo el mundo, por lo que alertan de la creciente complicación a la que se enfrentan para gestionar todos estos equipos. Y también para llevar un adecuado mantenimiento y que siempre estén actualizados con los últimos parches de seguridad. Todo esto se ha convertido en un trabajo ingente para las empresas, especialmente las grandes, y también tiene asociados unos costes directos e indirectos que no paran de crecer.

Por un lado, el creciente trabajo para mantener esto al día requiere muchas horas de trabajo del personal TI. Por otro, los riesgos de seguridad pueden llevar a pérdidas cuantiosas, tanto económicas como de reputación. Por su parte, adoptar una estrategia basada en los servicios de un proveedor de DaaS solvente también conlleva gastos, pero puede ser muy beneficiosa para las organizaciones con un gran parque de dispositivos en uso.

Según HP, el 40% de las empresas ya está implementando estas soluciones en cierta escala o las está evaluando, y se espera que esta tendencia crezca a medida que avancen en la transformación digital del espacio de trabajo y en la adopción de las nuevas modalidades de trabajo en movilidad.