Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La demanda de tecnologías de automatización se recuperará a mediados de año

  • Infraestructura

robotica fabrica

A consecuencia del conflicto comercial entre Estados Unidos y China la industria manufacturera está viendo una disminución de sus operaciones, y ciertos sectores están trasladando sus fábricas poco a poco a otros países. Esto ha dejado en pausa gran parte de los planes de automatización en las instalaciones, una situación que según los expertos no se revertiría hasta la segunda mitad de 2020.

En lo que va de año las industrias, especialmente en los principales países productores de Asia como China, están frenando sus iniciativas de automatización a causa de la inestabilidad que está provocando el conflicto comercial con Estados Unidos. Porque muchos fabricantes de fuera de China están trasladando sus fábricas a otras regiones para evitar los aranceles a los productos manufacturados en el país.

Esto ha generado una corriente de cautela y contención del gasto y, a pesar de que las tensiones se están rebajando, los proveedores de soluciones de automatización van a experimentar una reducción temporal de la demanda. Esto se debe a que las empresas ya han dedicado importantes esfuerzos para introducir líneas de producción automatizadas en las fábricas que han reubicado hasta ahora, y no se esforzarán más hasta, por lo menos, mediados de 2020.

Para entonces se espera que haya avanzado la reubicación industrial y hayan recuperado los recursos necesarios para crear nuevas líneas de producción automatizadas. Según se comenta en la industria, los mercados de robótica industrial serán de los más afectados, con estimaciones de que en el año fiscal 2019, que se cerrará en febrero de 2020, se verá una disminución del 54% en comparación con el período anterior.

Teniendo en cuenta que China es uno de los principales mercados potenciales para la robótica industrial de cara a los próximos años, el devenir de este mercado tendrá mucho que ver con el desarrollo del conflicto comercial entre Estados Unidos y China. Y, a pesar de que en Europa, Norteamérica y otras regiones se han registrado incrementos de la demanda de este tipo de robots, el volumen previsible de ventas en estos mercados es muy inferior al de China, y no tendrán una influencia destacada en las cifras globales.