Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta la aplicación del sistema ROS en entornos robotizados

  • Infraestructura

robotica fabrica

La utilización de robots de nueva generación está aumentando en numerosas industrias, mejorando proceso como la fabricación, el empaquetado o la logística. Pero la mayor implementación de robots dificulta su administración, por lo que la industria está incrementando el uso del llamado Sistema Operativo Robótico en estas máquinas, logrando una mejor integración en los entornos robóticos, cada vez más heterogéneos.

Desde su creación en 2007, el conocido como Sistema Operativo Robótico (ROS) ha ido cobrando importancia en la industria de la robótica. Originalmente desarrollado en el Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford (STAIR), este sistema basado en código abierto está a cargo de la organización Open Robotics. Sus principales aportes son que proporciona numerosas posibilidades para la programación, monitorización y control de robots, dotando a los propios robots de una capa intermedia que permite una administración más integrada de todos los recursos.

A medida que la nueva robótica comercial se ha ido expandiendo por diferentes industrias se ha comprobado la necesidad de contar con una plataforma que permita gestionar todas las operaciones robóticas de una forma más unificada, y actualmente ROS se postula como el futuro estándar de la industria. Así opinan los expertos de ABI Research, que en su último informe afirma que para 2024, el 55% de todos los robots comerciales enviados al mercado global (más de 915.000 unidades) integrará al menos un paquete ROS.

Esto permitirá contar con una gran base de máquinas habilitadas para ROS, un sistema de código abierto que facilita el desarrollo e implementación de sistemas de control más estandarizados. Esto dará lugar a un ecosistema de desarrollo más unificado, que beneficiará a todas las industrias que apuestan por la robótica, quienes podrán compartir tecnologías e innovaciones para mejorar todos los procesos de automatización basada en robots. Esto ha sido tradicionalmente un problema para las industrias, que tenían que gastar muchos recursos en soluciones cerradas, que presentan cada vez más limitaciones a medida que la robótica se va aplicando a nuevos procesos industriales.

A esto se suma que el ecosistema de la robótica es cada vez más heterogéneo, combinando soluciones muy diversas, desde robots modulares a robots móviles y los más recientes robots colaborativos. Todas estas tecnologías se combinan para mejorar el desempeño de las fábricas, y necesitan un entorno común que permita una mejor integración de toda la tecnología. En palabras de Lian Jye Su, analista principal de ABI Research, “El éxito de ROS se debe a su amplia gama de interoperabilidad y compatibilidad con otros proyectos de código abierto. ROS 1.0 aprovecha Orocos para la comunicación en tiempo real y OpenCV para modelos de visión artificial.

Tras diez años de desarrollo, Open Robotics ha lanzado ROS 2.0, que contempla el soporte para sistemas multi-robot, comunicaciones en tiempo real, redes y otras capacidades informáticas. Esto convierte a ROS en un sistema mejor adaptado para los complejos y diversificados entornos robóticos de la actualidad. Como dijo Jye Su, “Un ejemplo clave es el lanzamiento de Robotics Middleware Framework (RMF) para la atención médica por parte del gobierno de Singapur, en asociación con Open Robotics. Al utilizar ROS como una plataforma común, las instituciones de salud en Singapur pudieron integrar varios sistemas robóticos basados en el mismo marco, extendiendo así la interoperabilidad a los sistemas y protocolos propietarios”.

De cara al futuro, los expertos recomiendan evolucionar ROS para integrar soporte para las diferentes nubes, así como ampliar su compatibilidad con las tecnologías de los principales proveedores de componentes e integradores de sistemas robóticos. El objetivo a alcanzar para los desarrolladores de ROS es construir un sistema capaz de coordinar los recursos de código abierto, el hardware, las nubes y las plataformas propietarias existentes en la industria, garantizando la interoperabilidad que convertirá a ROS en el estándar de la industria.

Según señaló Jye Su, “habrá coexistencia de sistemas de código abierto y robóticos cerrados. Aparte de los sistemas de nicho que pueden ser mejor atendidos por los sistemas propietarios, ROS servirá como el bloque de construcción fundamental para la interoperabilidad, con la personalización y la mejora introducidas por diferentes proveedores de sistemas de robótica”.