Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El aprendizaje automático en la nube impulsará la robótica de servicios

  • Infraestructura

Robot

Ante el avance de la automatización inteligente en determinadas industrias como la salud, la defensa o la agricultura, las organizaciones buscan plataformas de inteligencia artificial que puedan administrar el funcionamiento de los robots de forma ágil y eficiente. Por ello, los expertos afirman que las aplicaciones de aprendizaje automático en la nube darán un importante impulso al mercado de robótica de servicios.

Según un informe reciente elaborado por Transparency Market Research, el mercado de robótica de servicios está cada vez más fragmentado y muestra una creciente competencia entre sus principales actores. Achacan esta situación al surgimiento de nuevas empresas con soluciones innovadoras, que están llevando al mercado nuevas tecnologías emergentes, ampliando la diversidad de productos disponibles para los clientes interesados en adoptar soluciones de robótica.

Esto está ampliando la variedad de robots existentes en el mercado de robótica de servicios, que por otro lado son cada vez más dependientes de sistemas de control automatizados, dotados de inteligencia. Esto, según los analistas de esta firma de investigación, se traducirá en un importante crecimiento de cara a los próximos años. Los datos aportados en este estudio muestran que en 2014 los beneficios obtenidos en el mercado de robótica de servicios alcanzaron 5.570 millones de dólares. Y se pronostica un crecimiento interanual (CAGR) del 18,8% hasta 2021, cuando se obtendrían unos 22.500 millones de dólares.

Los analistas segmentan este mercado en robots de servicio personales y profesionales, y estos últimos serán los que dominarán el mercado durante el período pronóstico, especialmente por los clientes de sectores como la agricultura, la salud y la defensa. La región que dominará este mercado será Norteamérica, seguida a cierta distancia por Asia Pacífico.

Las claves para el desarrollo de este mercado en los próximos años serán la conectividad, la capacidad de monitorizar diferentes flujos de trabajo de forma simultánea y la inteligencia artificial, que vendrá de la mano de su principal aplicación: el aprendizaje automático. En la búsqueda de prescindir de la mano de obra humana, o de complementarla para llevar a cabo determinadas tareas, la industria se apoyará cada vez más en esta forma de IA, que permite a las máquinas funcionar en base a unos parámetros preestablecidos y aprender con la experiencia, mejorando automáticamente su funcionamiento. Y, para ello, se volverá cada vez más importante la robótica conectada en red y gobernada por una IA basada en la nube.

Por otra parte, los expertos también señalan que los costes iniciales serán uno de los principales factores que limitarán la adopción de la robótica de servicios, como ocurre en otros ámbitos de la robótica. Por ejemplo, en la industria manufacturera o la logística. Las organizaciones que quieran beneficiarse de las ventajas operativas y de costos que proporciona la robótica de servicios deberán realizar unas inversiones iniciales importantes, tanto en los propios robots como en la infraestructura y servicios TI subyacentes.

Esto retrasará el retorno de la inversión, pero proporcionará ventajas competitivas a quienes decidan adoptar estas tecnologías. Más aún, teniendo en cuenta el incremento de funciones y posibilidades de uso que proporcionan las tecnologías emergentes que se están integrando en este tipo de robots, especialmente IoT y el aprendizaje automático, que permiten emplear la robótica de servicios dentro y fuera de los entornos industriales, abarcando desde la limpieza de oficinas a labores auxiliares en entornos industriales.