Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La robótica avanza gracias a la tecnología de mapeo SLAM

  • Infraestructura

robotica fabrica

El software de Localización y Mapeo Simultáneos (SLAM) está irrumpiendo en la robótica industrial y comercial, impulsando una nueva generación de robots móviles autónomos, capaces de desenvolverse solos en las fábricas y en otros entornos. Según los expertos, para el año 2030 habrá más de 15 millones de máquinas en funcionamiento con este sistema, una verdadera revolución para la industria de la robótica.

La tecnología SLAM permite a una máquina mapear el entorno en el que se encuentra para entender sus condiciones y extrapolar cómo moverse por él. En combinación con diferentes tecnologías de sensores y posicionamiento, este tipo de software es capaz de convertir los tradicionales vehículos guiados automatizados (AGV) en robots móviles autónomos (AMR). Estas máquinas están proliferando en entornos como el industrial, ya que permiten un nivel de automatización superior, gracias a máquinas móviles más autónomas. Y, si se suma IoT a la ecuación, se puede incrementar aún más el nivel automatización de la producción, algo que interesa mucho a sectores como el de la fabricación o la logística.

Según un reciente informe elaborado por la firma ABI Research, la tecnología SLAM está ganando terreno con rapidez en la industria de la robótica. Y prevé que para el año 2030 habrá más de 15 millones de robots comerciales e industriales con software SLAM en funcionamiento en todo el mundo. Esto da una muestra de la importancia que está cobrando el software de mapeo y localización, a lo que se suman las mejoras paralelas que se están dando en las tecnologías de sensores y sistemas de posicionamiento.

Los expertos de ABI Research señalan que el sector industrial ha recurrido durante muchos años a las máquinas AGV en sus fábricas para agilizar procesos, aumentar la producción, reducir el tiempo que se tarda en inventariar y también muchos costes. Pero la nueva generación de robots de tipo AMR está generando una importante irrupción en estas industrias, ya que aporta máquinas capaces de responder mejor a todo tipo de entornos y situaciones, y de trabajar en el mismo entorno que los humanos y que otras máquinas con más seguridad.

Como explicó en este informe Andrew Zignani, analista principal de tecnologías de ubicación en ABI Research, “En estos primeros años de la Industria 4.0, pocas fábricas tendrán establecido un Sistema de Ubicación en Tiempo Real (RTLS), por lo que es esencial que los AMR puedan mapear dinámicamente su entorno inmediato usando SLAM. Aun así, las fábricas que ya tienen un sistema RTLS implementado, pueden usar RTLS y SLAM juntas para proporcionar valiosos datos de IoT a una plataforma digital, que puede usarse para optimizar procesos y hacer que las fábricas sean aún más ágiles, lo que genera un ROI mucho más rápido”.

En opinión de los expertos de ABI Research, otros factores importantes que van a contribuir a la proliferación de este nuevo tipo de robots móviles autónomos son que resultan más fáciles de reprogramar y que son más aptos para los enfoques de automatización inteligente. Además, se pueden integrar en una plataforma de fabricación digital centralizada en la que se contemplan los KPI. Todo ello hará que, para 2027 los AMR abarcarán el 80% de los envíos de robots comerciales.

En palabras de Zignani, “La década de 2020 comenzará con cambios drásticos en los entornos industriales. Las tecnologías de IA, IoT, RTLS y conectividad, como 5G, interactuarán y mejorarán entre sí de formas complejas. Y no todos los niveles de la cadena de valor de la robótica están listos para ello. Hay grandes oportunidades en el desarrollo de software aún por explorar; SLAM es una gran parte de él”.