Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de PC en EMEA seguirá sosteniéndose por la actualización de Windows

  • Infraestructura

ordenador, portatil, pc

A pesar de que falta apenas un mes para que finalice el soporte de Microsoft para Windows 7, muchas empresas y consumidores aún no se han actualizado a equipos con el nuevo sistema. Por ello, los expertos opinan que para final de año y posiblemente durante parte de 2020 este factor continuará impulsando la venta de ordenadores en la región de EMEA, a pesar de que todavía hay una cierta escasez de CPU.

Según el último informe sobre el mercado de ordenadores PC por la consultora IDC, las ventas combinadas de portátiles, equipos de sobremesa y estaciones de trabajo profesionales alcanzará un total de 72.100 millones de dólares en 2019, mostrando un crecimiento interanual del 0,6%. Estas cifras, aunque parecen modestas, suponen un freno a anteriores tendencias a la baja en este mercado, ya que los consumidores han ido perdiendo el interés en ciertas categorías como los PC de sobremesa, y muchos directamente están abandonando sus viejos equipos en favor de otras plataformas como los dispositivos móviles o los convertibles.

Pero el segmento profesional sigue y seguirá teniendo mucha importancia para el mercado, y los analistas de IDC señalan que las pérdidas del gran consumo están siendo compensadas por las ventas de equipos del segmento comercial. Esto se debe fundamentalmente a la “obligatoria” renovación impuesta por el fin del soporte al sistema Windows 7, que sucederá este próximo enero. Así, las organizaciones están teniendo que acometer una actualización a plataformas con Windows 10, impulsando las ventas a final de año. Y, a pesar de que se cierra el plazo dentro de poco, se prevé que estas actualizaciones continuarán durante buena parte de 2020.

En palabras de Malini Paul, gerente de investigación de Personal Computing Devices en Europa Occidental para IDC, “El mercado de PC de Europa occidental continuó su impulso de crecimiento en 2019T3, gracias a la actualización comercial en curso antes de Windows 7 EOS [End Of Service]. Las empresas y el espacio público fueron los pioneros en la actualización de Windows 10 para evitar el recargo adicional del soporte de Windows 7 después de enero de 2020. Las predicciones para el primer semestre de 2020 siguen siendo positivas debido a la fuerte demanda de las pymes, pero una mayor intensificación de la escasez de CPU de Intel es espera inhibir algunos de los cumplimientos”.

Aunque IDC señala que la escasez de CPU podrá trabas al progreso de las ventas, algo que ya se está notando en la última etapa de 2019. A pesar de ello, se espera un crecimiento en la demanda de equipos con Windows 10 en el segmento comercial de un 9,8% interanual. Pero no todo está en manos de Intel, ya que AMD proporciona alternativas válidas para muchos de los segmentos, que han ido ganando cuota de mercado en todo el mundo desde el año pasado.