Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria robótica se prepara para la transición hacia sistemas móviles

  • Infraestructura

IA - industria manufacturera

El concepto tradicional de automatización industrial se basa en la robótica fija, con máquinas que se encargan de sus tareas en un mismo lugar. Pero este concepto está dejando paso a la robótica móvil, que está ganando terreno a marchas forzadas en numerosas industrias, por lo que los expertos prevén que logrará superar al de sistemas fijos para el año 2022.

A medida que la automatización se expande por nuevas industrias los fabricantes de robots han evolucionado sus productos para hacerlos más versátiles, estandarizados y accesibles. Esto se ha aliado con los grandes avances en la electrónica y la mecánica para dar lugar a la nueva generación de robots móviles, que permiten nuevos niveles de automatización industrial y de trabajo colaborativo con los humanos.

Actualmente ya existen soluciones adaptadas a diferentes campos, y que cada día integran nuevas capacidades, lo que está generando gran interés y dando lugar a un nuevo mercado dentro de la automatización, que muestra grandes perspectivas de futuro para la próxima década. Así lo creen los expertos de la firma ABI Research, que pronostican que para el año 2020 el mercado de robótica móvil habrá superado en valor al de robótica fija.

Además, calculan que para el año 2030 este nuevo mercado ya estará más que consolidado, y prevén que de los 8 millones de robots que se enviarán al mercado global ese año, 6 millones serán robots móviles. Esto supondrá una importante porción del pastel del mercado de robótica industrial, que ese año tendrá un valor estimado en unos 277.000 millones de dólares. Además, destacan que el papel actual de este tipo de robots, que ahora está muy ligado al traslado de materiales, pasará a nuevos ámbitos, dentro y fuera de las fábricas.

En opinión de Rian Whitton, analista senior de ABI Research, “Todo el mundo habla de vehículos de pasajeros autónomos, pero la automatización móvil está mucho más desarrollada en intralogística para la realización y la industria. La automatización del manejo de materiales verá enormes segmentos del mercado global de montacargas, grúas y vehículos de interior consumidos por vendedores de robótica y fabricantes de equipos originales (OEM) que brindan autonomía en interiores”.

En estos próximos 10 años los expertos de ABI Research creen que la frontera entre las categorías de vehículos guiados automáticos (AGV) y robots móviles automatizados (AMR) va a difuminarse. Los AGV, que no requieren infraestructura externa para la localización y que incluyen todo tipo de sensores y cámaras, acaparan actualmente la mayor parte de los envíos al mercado global de robots móviles. Pero los expertos opinan que esto va a cambiar, y para el año 2030 los envíos de robots AMR podrían llegar a los 2,9 millones de unidades, mientras que los AGV quedarían por detrás, con unos 2,5 millones de unidades.

Atribuyen este cambio a que los AMR permiten reducir los costos de navegación y una mayor flexibilidad a la hora de construir flotas automatizadas. Como explicó Whitton, “Muchas nuevas verticales, como la hostelería, la logística y la infraestructura, exigirán sistemas que no requieran infraestructura física externa para moverse. Si bien los AGV prosperarán en la logística interna para su cumplimiento, especialmente en los almacenes, los AMR resuelven los desafíos que enfrentan muchos usuarios finales al ofrecer una automatización incremental que no requiere un cambio completo de la infraestructura ambiental”.

Otros ámbitos en los que se espera un avance importante de la robótica móvil son la construcción, con grúas, carretillas elevadoras y sistemas colaborativos de transporte de materiales, el mantenimiento y la limpieza. Y, en cuanto a los formatos, no solo proliferarán los robots con rudas, sino que se verán cada vez más robots con patas, estilo cuadrúpedo, que son más versátiles para numerosos entornos, como puede ser la construcción o la inspección industrial, entre otros.