Nuevas tecnologías de procesamiento para las aplicaciones emergentes

  • Infraestructura

chip procesador

La transformación digital ha impulsado el desarrollo de aplicaciones como la IA, la analítica o los dispositivos conectados, cuya naturaleza requiere un soporte informático específico, cada vez más alejado de las CPU tradicionales. Industrias como la automotriz, la aeronáutica, o el comercio minorista se están fijando cada vez más en tecnologías como los chips gráficos GPU, los FPGA, los aceleradores de IA o las nuevas arquitecturas de microprocesadores, que les permiten desarrollar aplicaciones personalizadas para usos específicos.

Recomendados: 

Un futuro digital para la construcción mundial Leer

Aunque actualmente el rey de las arquitecturas informáticas es la CPU tradicional, que es el cerebro de la inmensa mayoría de ordenadores y servidores. Pero en los últimos años las tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la analítica o los dispositivos conectados han mostrado que necesitan soluciones más enfocadas a usos específicos. Esto ha dejado espacio para que otras arquitecturas puedan mostrar su capacidad para satisfacer estas necesidades, por ejemplo, los chips GPU, FPGA, los llamados aceleradores de inteligencia artificial y ciertas tecnologías emergentes en el capo de las unidades de microprocesamiento (MPU).

Como explican los expertos de Frost & Sullivan, la industria de semiconductores está centrándose en el desarrollo de estas cuatro tecnologías de chips programables, dado el gran potencial que tiene para industrias como la automotriz, la aeronáutica, la robótica, la ciencia de datos y otros sectores donde se utilizan tecnologías como la IA o la analítica.

Sushrutha Sadashiva, analista de investigación senior de TechVision en Frost & Sullivan, comenta que “las MPU son los semiconductores programables más destacados. Se han utilizado en unidades centrales de procesamiento (CPU) en computadoras portátiles y computadoras, y han experimentado un aumento repentino durante la pandemia. Como facilitador de crecimiento clave en la industria, las ventas globales de MPU alcanzarán los 74.100 millones de dólares para 2024”.

Pero, en su opinión, al margen de la supremacía de las CPU, “los aceleradores de IA son el segmento emergente que atrae la atención mundial, debido a su capacidad para integrarse con Internet de las Cosas, dispositivos inteligentes, industria 4.0 y Big Data. Se espera que el mercado de chips aceleradores de inteligencia artificial sea el de más rápido crecimiento, alcanzando los 33.510 millones de dólares en 2024, desde 10.140 millones en 2020, gracias a la rápida proliferación de alto contenido gráfico y aplicaciones complejas en dispositivos de borde”.

Por su parte, Arjun Mehta, analista senior de investigación de TechVision en Frost & Sullivan, afirma que “con la creciente demanda de PCs y la industria de los juegos, el mercado global de GPU se duplicó con creces entre 2015 y 2019, y se pronostica que alcanzará los 31.600 millones de dólares en 2024”. Comenta que “aunque las soluciones FPGA seguirán siendo las que menos contribuyan a los ingresos, los sectores de la electrónica de consumo y la automoción están preparados para generar una mayor demanda de FPGA después de la segunda mitad de 2021, con la recuperación económica en los mercados asiáticos y europeos”.