Nuevas oportunidades para las Telcos en el mercado de redes como servicio

  • Infraestructura

Digital redes

Las empresas de telecomunicaciones tienen la oportunidad de entrar en un nuevo mercado de redes como servicio (NaaS), que podría alcanzar un valor de 150.000 millones de dólares para final de esta década. Pero para lograrlo necesitarán invertir en el desarrollo de habilidades propias en áreas como el software, las arquitecturas de servicios o la escalabilidad de red.

Recomendados: 

Gobiernos Data-driven: la gestión de los datos Leer

Pasos para digitalizar un entorno B2B Video

El camino hacia la residencia de datos Informe 

Empresas nativas digitales y tecnologías de experiencia de usuario Documento 

El mercado de redes ha ido evolucionando en los últimos años, reduciendo el coste de la conectividad y su valor ha ido migrando desde la infraestructura de red hacia los servicios construidos sobre la red. Actualmente las empresas buscan soluciones escalables que proporcionen una agilidad nativa de la nube, una mayor accesibilidad a diferentes nubes y servicios más dinámicos que apoyen la transformación digital. Esto está elevando el interés en el mercado de Redes como Servicio (NaaS), que según los analistas de ABI Research va a expandirse en los próximos años, pudiendo alcanzar un valor de 150.000 millones de dólares para el año 2030.

En este contexto, los proveedores de telecomunicaciones tienen la oportunidad de liderar un mercado con gran potencial de futuro, pero para lograrlo deben adquirir nuevas habilidades. Concretamente, necesitan potenciar sus capacidades en desarrollo de software, arquitectura de servicio, escalabilidad de red y estrategias “go-to-market”. En su informe, Reece Hayden, analista de computación distribuida y perimetral en ABI Research, dice que “las empresas de telecomunicaciones deben aprovechar la oportunidad de dominar el mercado de NaaS, ya que los ingresos generados por la provisión de conectividad seguirán disminuyendo. Sin embargo, su estrategia de inversión, negocios, modelos operativos y de 'salida al mercado' no están listos para ofrecer una solución NaaS competitiva”.

Actualmente este mercado está poco maduro y muy fragmentado, pero Hayden dice que, si actúan rápido y transforman su tecnología, cultura y estructura, las empresas de telecomunicaciones podrían capitalizar unos ingresos de NaaS de hasta 75.000 millones de dólares para el año 2030. Frente a ellos hay dos grandes competidores: uno son los proveedores de interconexión que ya han construido sus soluciones desde cero, enfocándose en la virtualización y la especialización de software. El otro son los proveedores de infraestructura en la nube, que están ofreciendo soluciones NaaS específicas de la nube.

A pesar de que están más avanzados en este mercado, los expertos consideran que los operadores de telecomunicaciones se encuentran en una posición privilegiada para ser los líderes en el mercado NaaS en el futuro. Pero para conseguirlo es necesario que reconozcan sus limitaciones de servicio e innovación, que inviertan en la reestructuración y que enfoquen su mensaje de forma correcta.

En opinión de los investigadores de ABI Research, las empresas de telecomunicaciones deben centrar su transformación en tres áreas para entrar con paso firme en el mercado NaaS. Lo primero es virtualizar la infraestructura de red para ofrecer servicios nativos de la nube y seguir invirtiendo para integrar la automatización en todos los servicios de red (AIOps), algo que incluye prestar más atención a la segmentación de 5G como Servicio y a otros servicios de valor añadido que son clave para la monetización.

Lo segundo es reestructurar los modelos comerciales y operativos para centrarse en la apertura y las asociaciones con la industria, reduciendo la fragmentación interna para impulsar la continuidad del servicio entre negocios. Finalmente, los expertos aconsejan a estas empresas que desarrollen una cultura de resolución de problemas y que realineen su estrategia de go-to-market paraposicionarse mejor en el mercado NaaS. En su opinión, esto requiere desarrollar estrategias de ventas verticales y específicas para el tamaño de cada empresa, así como establecer procesos consultivos que eduquen a las empresas para cerrar la brecha entre conciencia y comprensión. PAra ello, los ejecutivos de las Telcos deberían centrarse más en la prestación de servicios y en la capacitación de sus empleados.

Atendiendo a las previsiones de ABI Research, el mercado NaaS verá un gran crecimiento en los próximos ocho años, y se espera que para el año 2030 poco menos del 90% de las empresas habrán migrado al menos un 25% de su infraestructura de red global para ser consumida dentro de un modelo de NaaS. Pero este proceso no se hará de forma orgánica y los proveedores deberán esforzarse en la capacitación de sus trabajadores y en las prácticas consultivas para combatir la desconfianza que se está instalando entre las PYMEs y las grandes empresas.

En opinión de Hayden, “aún queda mucho por hacer para cerrar las brechas tecnológicas, culturales y estructurales. Aunque parece una batalla cuesta arriba costosa y arriesgada, el desarrollo de NaaS será crucial para el crecimiento a largo plazo. Pero, si las empresas de telecomunicaciones pierden esta oportunidad, los proveedores de interconexión y los hiperescaladores estarán esperando y dispuestos a aprovecharla”.