Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los problemas y beneficios que traerá la inteligencia artificial

  • Inteligencia Artificial

GMV Inteligencia Artificial

Un estudio revela que la proliferación de la inteligencia artificial está generando gran preocupación por sus implicaciones en diferentes aspectos de la vida de las personas. Aunque existen diferencias entre la percepción del público general y los ejecutivos vinculados a la tecnología, ambos grupos perciben enormes riesgos y futuros conflictos derivados del uso de la IA sin los adecuados controles.

El Centro de especialización de Edelman, con la colaboración del Foro Económico Mundial, ha elaborado una encuesta sobre la inteligencia artificial, para la que han entrevistado a personas en Estados Unidos, tanto del público general como ejecutivos de tecnología de alto nivel con una posición muy vinculada a la vanguardia del desarrollo e implementación de la IA.

Los resultados de este estudio revelan que, en general, se perciben grandes beneficios en el uso de la inteligencia artificial, pero también una serie de problemas potenciales que preocupan a unos y otros. Lo más destacado es que el 60% del público general y el 54% de los ejecutivos consideran que es fundamental diseñar regulaciones para que la inteligencia artificial se desarrolle de forma segura para las personas. Al mismo tiempo, el 91% de los ejecutivos y el 84% del resto de entrevistados opina que la inteligencia artificial es el pilar fundamental de la nueva revolución tecnológica.

Pero a la vez existen importantes preocupaciones en ambos grupos sobre las implicaciones que tendrá la IA en diferentes ámbitos de la sociedad, las empresas y los gobiernos. Un ejemplo de ello es que casi un tercio de los entrevistados de ambas categorías creen que los denominados vídeos “profundos” impulsados por IA, que son materiales grabados con intención de alterar la realidad, podrían generar una guerra de información que podría llevar a una guerra verdadera.

Otros datos clave que se extraen de los resultados de esta encuesta son:

- El 54% de las personas y el 43% de los ejecutivos de tecnología temen que la IA perjudicará a los pobres más que a los ricos. Y el 67% y 75%, respectivamente, opinan que beneficiará especialmente a los ricos.

- El 71% del público y el 65% de los ejecutivos están preocupados porque creen que la IA podría llevar a una pérdida de capacidades intelectuales humanas. Al mismo tiempo, un 74% de las personas y un 72% de los ejecutivos opinan que el uso de dispositivos equipados con inteligencia artificial reducirá la necesidad que tiene las personas de interactuar entre sí, generando más aislamiento.

- Además, el 81% de la población, y el 77% de los ejecutivos creen que los avances de la IA provocarán una respuesta negativa en la sociedad, que percibe amenazas para diferentes ámbitos de su vida.

- Por otro lado, el 51% de la población general y el 45% de los ejecutivos ven especiales riesgos en los vídeos Deep-Fake impulsados por IA, que manipulan la opinión pública y generan desconfianza entre las personas.

Todas estas preocupaciones y desconfianzas se suman a la preocupación en numerosos sectores profesionales por la posible pérdida de puestos de trabajo a manos de máquinas inteligentes, tanto robots como software impulsado por inteligencia artificial. Pero la mayoría de personas coincide en que una adecuada regulación sobre el desarrollo e implantación de la IA sería beneficioso, ya que si las necesidades y los derechos de las personas se ponen por encima de otras cuestiones más comerciales, la disrupción que supone la IA sería más beneficiosa que perjudicial para la sociedad.