Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Dinamarca pone en marcha una estrategia nacional de inteligencia artificial

  • Inteligencia Artificial

GMV Inteligencia Artificial

El gobierno del país nórdico quiere apostar fuerte por la inteligencia artificial para proporcionar a las empresas del país una ventaja competitiva. Para lograrlo ha desarrollado una estrategia nacional de IA, que consistirá en reforzar los esfuerzos y las inversiones públicas en destinadas al desarrollo de esta tecnología, con el fin de convertirse en una de las puntas de lanza de la industria.

Las autoridades de Dinamarca han anunciado que van a lanzar una estrategia nacional de inteligencia artificial (NSAI), con la que quieren situar a su país en las primeras posiciones a nivel mundial en el desarrollo de la IA. Esto tendrá la doble finalidad de potenciar las capacidades y la competitividad de la industria nacional y, al mismo tiempo, mejorar el avance digital de la sociedad en su conjunto.

Los objetivos principales de la iniciativa NSAI, desarrollada conjuntamente por los Ministerios de Industria, Finanzas, Negocios y Asuntos Financieros de Dinamarca, tienen un punto central, que es crear una base ética sólida para la inteligencia artificial, que sitúe a los humanos en el centro de todo. Con ello pretende potenciar el avance de esta tecnología para que llegue a las diferentes capas de la sociedad, pero respetando la supremacía y los derechos de los humanos, de forma que la IA esté a su servicio, evitando discriminaciones y otros problemas nacidos del sesgo que pueden tener los algoritmos de IA.

Pero también se trata de dar soporte a las empresas y a la industria nacional, ofreciendo servicios de inteligencia artificial de primer nivel, tanto a los mercados nacionales como internacionales. La estrategia del gobierno danés incluye, por ahora, 2º iniciativas organizadas en cuatro áreas principales: la necesidad de una base responsable de IA, el acceso a más y mejores datos, el desarrollo de competencias y nuevos conocimientos sobre la inteligencia artificial y la ampliación de las inversiones de capital en tecnologías de IA.

Y las autoridades han elaborado un planning para promover la colaboración entre el sector público y las empresas del país. Según Kristine Helen Falgren, asesora de tecnología de la agencia de desarrollo industrial “Invest in Denmark”, “Una de las mejores formas de usar IA de manera responsable es que las instituciones del sector público y privado colaboren. Hay una fuerte tradición para este tipo de asociaciones en Dinamarca, y tenemos algunos de los mejores investigadores del mundo en el campo de la IA y el aprendizaje automático”.

Varios puntos clave de esta estrategia son que establece el idioma danés como la base de los proyectos, que se enfocará la IA a la mejora de la sociedad y al desarrollo de nuevos modelos de negocio basados en herramientas de predicción y evaluación de la demanda de bienes y servicios en tiempo real, y que la ética debe ser el puto central de los desarrollos de IA, manteniendo la toma final de decisiones en manos de las personas.

En este sentido, el NSAI afirma que “Al igual que con Internet, la inteligencia artificial ofrece una gran cantidad de oportunidades. Sin embargo, la tecnología también plantea una serie de problemas éticos. IA, la estrategia del gobierno danés deja claro que deben ser los individuos quienes toman las decisiones importantes. La inteligencia artificial debe ayudar a las decisiones humanas, no reemplazarlas. Del mismo modo, el uso de la tecnología debe ser coherente con los valores democráticos de nuestra sociedad”.