Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nuevo impulso para el desarrollo abierto de la inteligencia artificial general

  • Inteligencia Artificial

OpenAI

La compañía OpenAI, dedicada al desarrollo abierto de la IA, acaba de recibir una inversión de 1.000 millones de dólares de la empresa Microsoft, con el fin de potenciar los proyectos de inteligencia artificial general. Con este importante apoyo económico la organización cobrará más impulso en su esfuerzo para democratizar esta tecnología.

OpenAI es una compañía dedicada a la investigación y el desarrollo colaborativo de la inteligencia artificial general (AGI), una vertiente más amplia de la IA que engloba diferentes tecnologías, y cuyo objetivo es dotarla de capacidades cognitivas similares a las del ser humano. Sus esfuerzos comenzaron en 2015 con la colaboración de nombres importantes del sector tecnológico como Elon Musk, entre otros, y desde entonces sus esfuerzos por democratizar el desarrollo de la AGI han acaparado la atención de grandes empresas tecnológicas, que han invertido en la organización.

La última ha sido Microsoft, que acaba de anunciar que invertirá 1.000 millones de dólares en OpenAI, que se enfocarán especialmente en el desarrollo de la AGI. Con ello, la compañía espera obtener beneficios económicos altamente distribuidos, algo que está en línea con la estrategia de Microsoft para impulsar la investigación abierta en ramas de la IA como el aprendizaje automático.

Según algunos expertos, estos esfuerzos se están desarrollando en tres frentes, que son brindar más opciones de cara a la creación de marcos y modelos para investigadores experimentados, habilitar nuevas capacidades para potenciar la construcción de estos sistemas de forma más sencilla y proporcionar soluciones que permitan una mayor personalización a los programadores que pretendan crear servicios funcionales más básicos, basados en la IA.

Este camino ha llevado a la compañía a posicionarse por delante de otras grandes empresas como Google o Amazon, con soluciones como Azure Cognitive Services, que están pensados para expandir más el uso de la IA a nuevos usos y mayores escalas. Pero, más allá de sus intereses corporativos, el apoyo de esta corporación a empresas como OpenAI, que tienen un enfoque abierto y colaborativo, permitirá a los desarrolladores de todo el mundo avanzar en las futuras innovaciones de la IA, poniendo énfasis en la rama más amplia de esta tecnología.

Mientras tanto, gobiernos como los europeos están poniendo énfasis en la necesidad de crear marcos de desarrollo para la IA que permitan una evolución sostenible de esta tecnología. Esto supone dirigir los esfuerzos innovadores hacia un enfoque de AGI más alineado con los derechos y las necesidades de los seres humanos, que permita a las personas vivir en sintonía con las máquinas inteligente en el futuro.