Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El gasto federal estadounidense en I+D de IA seguirá aumentando en 2020

  • Inteligencia Artificial

inteligencia artificial IA

Estados Unidos está decidido a liderar el desarrollo de la inteligencia artificial, y no solo sus empresas están involucradas en este campo, sino que la propia administración está aumentando muchos los recursos en I+D en este campo. Según las estimaciones del gobierno, el gasto federal dedicado a la investigación y el desarrollo de la IA va a duplicarse el año que viene, con respecto al de 2016.

Esta es una afirmación realizada recientemente por Michael Kratsios, director de tecnología de Estados Unidos, quien habló sobre la petición de fondos realizada por la administración Trump al Congreso de los EEUU para la investigación y el desarrollo de la inteligencia artificial. Esta sería de 973 millones de dólares para el año fiscal 2020. Y comentó que el gasto federal en el último año de la administración Obama (2016) fue de 1.000 millones de dólares.

Contando con el presupuesto solicitado por el Gobierno al Congreso, y por el resto de inversiones federales previstas para el año que viene, Kratsios calcula que, como poco, se duplicará el gasto con respecto a 2016. En sus palabras, “En el transcurso de tres años, hemos duplicado, como mínimo, la cantidad que el gobierno gasta en investigación y desarrollo de inteligencia artificial”.

Esto es uno de los puntales de su propaganda política para reforzar la idea de que la administración Trump apuesta por las nuevas tecnologías y por mantener al país en la vanguardia de los campos de investigación más punteros. Y recalcó el papel que juega la administración en las iniciativas de investigación en IA que se realizan en el sector privado y en las instituciones académicas de todo el país.

Destacó que el gobierno está involucrado en algunas “investigaciones increíbles”, entre las que destacan tecnologías de encriptación para proteger los datos utilizados en las plataformas y procesos de inteligencia artificial, y también su impulso para regular el uso de esta tecnología en diferentes ámbitos. Aunque cabe destacar que la visión de Kratsios y de la administración Trump sobre las leyes que deberían regular estas tecnologías es de enfoque muy liberal.

Esto es así porque opinan que estas iniciativas que surgen muchas veces en el ámbito privado (aunque a veces con apoyo de capital público) deben poder comercializarse, algo que choca con los enfoques que se están adoptando en otras regiones como Europa, donde se busca una mayor protección de los ciudadanos y un enfoque más basado en la ética como parte fundamental de la ciencia de datos y sus aplicaciones técnicas.

En cualquier caso, ante el avance de las inversiones en otros países como China, Estados Unidos quiere incrementar el gasto para seguir siendo el país líder en investigación, desarrollo y aplicación de la inteligencia artificial. Esto les permitirá seguir compitiendo y potenciando una industria que está llamada a ser una de las más importantes del sector tecnológico en las próximas décadas.