Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los dispositivos Edge basados en IA son vitales para los despliegues IoT

  • Inteligencia Artificial

IoT

Así opinan importantes miembros de la industria, que entienden que la inteligencia artificial en el borde es una pieza fundamental de los despliegues IoT en numerosas industrias. Esto se está convirtiendo en una tendencia emergente que probablemente continuará avanzando, a pesar de que otras tecnologías como 5G prometan una conexión más rápida y fiable con sistemas de IA remotos.

Internet of Things se ha convertido en una tecnología fundamental para la transformación digital de numerosas industrias, apoyando iniciativas de automatización en campos como la fabricación, la logística, el comercio minorista y muchos otros sectores. Mediante sensores y toda una nueva generación de dispositivos conectados las organizaciones pueden recoger gran cantidad de información vital para apoyar el funcionamiento automático de los sistemas.

El siguiente paso se encuentra en la inteligencia artificial responsable de la propia automatización, y aquí es donde se las estrategias de implementación pueden diferir más. Algunos expertos opinan que lo ideal es recurrir a una inteligencia artificial centralizada, a la que se conectaría la red de dispositivos IoT para enviar la información. Y la IA centralizada se encargaría de procesar toda la información proveniente de la red IoT. Desde hace tiempo este enfoque se consideraba el más adecuado, pero ahora se está instalando otra corriente de opinión completamente diferente.

Esta consiste en la incorporación de la computación perimetral a esta ecuación. A través de sistemas de inteligencia artificial en el borde es posible acercar el procesamiento de la información a la fuente de los datos, por ejemplo, a una fábrica, un hospital o a un centro comercial. Esto permite acelerar el procesamiento de datos provenientes de los dispositivos conectados, entregando resultados más rápido. Y así se prescinde de la necesidad de tener una conexión de red externa como parte fundamental de la infraestructura.

No significa que no exista una IA principal, sino que esta no tiene por qué jugar un papel fundamental en las operaciones en todo momento. De hecho, los defensores de 5G como solución para la conexión de los dispositivos IoT con los sistemas centrales están viendo que no son enfoques totalmente excluyentes. Más bien se trata de configuraciones que pueden ser totalmente complementarias, y dependerá del tipo de despliegue IoT que se esté creando. Por ejemplo, no es lo mismo la implementación en una fábrica, o en un conjunto de fábricas de la misma empresa, que en una ciudad inteligente, donde los dispositivos se instalan de forma más dispersa.

Esta nueva forma de entender cómo será el universo de IoT asociado a la automatización está llevando a los fabricantes de infraestructuras a apostar por el desarrollo de tecnologías que permitan habilitar la IA en el borde. Y ya existen numerosos productos enfocados al procesamiento de datos de máximo rendimiento en el borde, una categoría de TI que se apoya en la modularidad y en las nuevas tecnologías de almacenamiento, procesamiento de datos y comunicaciones de alta velocidad, tanto cableadas como inalámbricas.