Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos se esfuerza por seguir liderando la inversión global en IA

  • Inteligencia Artificial

inteligencia artificial IA

Durante el año pasado Estados Unidos logró situarse de nuevo a la cabeza en inversiones de capital riesgo destinadas al desarrollo de la inteligencia artificial, desbancando a China. Y los expertos afirman que durante este año afianzará su posición, aumentando enormemente la distancia con sus competidores y logrando acaparar el 70% de participación en las cifras globales.

La inversión en inteligencia artificial es vital para la competitividad de los países en diferentes terrenos tecnológicos, y las principales potencias del globo están en constante competencia para ser los líderes en investigación en este campo. Porque la IA es el corazón de numerosas tecnologías disruptivas que están llamadas a revolucionar la industria, las telecomunicaciones y el funcionamiento de las empresas y los gobiernos.

Durante algún tiempo, China logró situarse a la cabeza en las inversiones de capital riesgo para el desarrollo de la IA, pero el año pasado Estados Unidos logró recuperar el primer puesto. Así lo señalan las últimas investigaciones de la firma ABI Research, que ha contabilizado los datos públicos sobre las inversiones de capital riesgo destinadas a nuevas empresas dedicadas a la inteligencia artificial.  Sus estimaciones muestran que Estados Unidos alcanzó el 52,3% de las inversiones globales el año pasado, y pronostican que este año lograrán ensanchar la brecha con su principal competidor, que sigue siendo China. YT prevén que la participación de EEUU en las inversiones de capital riesgo destinadas al desarrollo de la IA alcancen el 70% del total.

Para recuperar la posición que perdió en 2017, cuando China le desbancó, Estados Unidos ha incrementado sus inversiones en un 120% durante el año pasado, llegando a unos 9.700 millones de dólares. Y se espera que este año se incremente el gasto hasta unos 14.000 millones de dólares. Según afirmó Lian Jye Su, analista principal de ABI Research, “Estados Unidos está cosechando los beneficios de su estrategia diversificada de inversión en inteligencia artificial. Las principales startups de IA en los Estados Unidos provienen de diversos sectores, incluidos los automóviles sin conductor, la fabricación industrial, la automatización de procesos robóticos, el análisis de datos y la ciberseguridad. Todas estas nuevas empresas investigan e invierten en tecnologías de vanguardia de aprendizaje profundo en sus soluciones, democratizando la inteligencia artificial para las empresas y los consumidores finales”.

Mientras tanto, en China las inversiones de capital riesgo también crecieron un 54% con respecto a 2017. Pero, a pesar de los esfuerzos que está haciendo el país en el desarrollo de estas tecnologías tan estratégicas, la cifra de inversión total fue de 7.400 millones de dólares en 2018. Estos esfuerzos son notables y superan a los que se está dando en otras regiones como Europa, pero los expertos apuntan a que en China la adopción de la IA será más lenta que en EEUU o Europa, ya que en ese país la mano de obra sigue siendo barata y las industrias no sienten la misma necesidad de acometer la automatización.

Además, la guerra comercial con Estados Unidos está pasando factura a diferentes áreas de la economía del país, y se espera que las inversiones de capital riesgo en startups dedicadas a la IA se vean afectadas. En opinión de Lian Jye Su, “No hay duda de que la inversión china en inteligencia artificial está sintiendo la realidad, pero China sigue siendo sin duda el mercado único más grande para la implementación de inteligencia artificial. Las políticas favorables y las regulaciones flexibles en China, respaldadas por un gobierno dispuesto a invertir e implementar tecnologías innovadoras a gran escala, ciertamente amplificarán la adopción de IA en la región. Si bien Estados Unidos puede liderar la inversión en investigación y desarrollo de IA, a largo plazo, China podrá capitalizar esas tecnologías y llevarlas a las masas”.