Una cuarta parte de los españoles desconfía de la inteligencia artificial

  • Inteligencia Artificial

inteligencia artificial IA

Poco a poco la inteligencia artificial va integrándose en el ecosistema digital de la sociedad, con tecnologías como los asistentes digitales o aplicaciones basadas en la IA. Pero una parte importante de la población mundial todavía se muestra reticente a aceptarla, y uno de cada cuatro españoles reconoce sentir desconfianza hacia ella.

Recomendados: 

Empresas data driven: estrategias de datos para marcar la diferencia Evento 

Entendiendo la Era del dato: tecnologías y propuestas para gestionar la "datificación" Webinar 

La inteligencia artificial se ha ido integrando con otras tecnologías de uso común en la vida diaria y en las organizaciones, mejorando la analítica de datos, las interfaces hombre-máquina y un número cada vez mayor de aplicaciones. Pero muchas personas todavía no confían en esta tecnología, a pesar de usarla habitualmente, ya sea de forma consciente o inconsciente. Así lo muestra el Informe sobre Automatización e Inteligencia Artificial elaborado por YouGov, elaborado a partir de una investigación que abarca 17 mercados en todo el mundo.

En general, un 28% de las personas se muestra escéptico con respecto a la inteligencia artificial, un porcentaje que en el caso de España es de un 25%, alejado del 9% de los indonesios, donde existe una mayor confianza en esta tecnología. En el otro extremo se encuentran los estadounidenses y los británicos, donde el porcentaje de la población que desconfía de la IA es de un 39%. Según los investigadores, es precisamente en los mercados emergentes donde la población se siente más cómoda con la inteligencia artificial.

Esta investigación muestra que el grado de aceptación global de la IA es de un 23%, y en los mercados emergentes se dan los porcentajes más elevados, destacando México (39%), Hong Kong (36%), India (33%) y Singapur (32%). En España el porcentaje es menor, pero se supera la media global y europea, con un 25%. Mientras tanto, en otros países como Francia la mayoría de las personas no confía en esta tecnología, y solo un 7% la acepta.

Este informe muestra que poco a poco la población está aceptando que la IA será parte indispensable de la tecnología que utilizamos en nuestra vida diaria, nuestro trabajo y nuestra economía. Y que sus ventajas superan a los posibles inconvenientes de usarla. En España un 26% de las personas cree que la IA tendrá un efecto más positivo que negativo, mientras que un 23% cree lo contrario. Por su parte, otro 39% opina que los fecos serán tan positivos como negativos.