Acelera el gasto en tecnologías de inteligencia artificial

  • Inteligencia Artificial

inteligencia artificial IA

La inteligencia artificial se está convirtiendo en un componente fundamental de muchas tecnologías, provocando una verdadera revolución en el mundo digital. Como consecuencia, en los próximos años el gasto en software, hardware y servicios relacionados con la IA va a crecer mucho más rápido que el gasto mundial en TI, alcanzando 300.000 millones de dólares para el año 2026.

Muchas tecnologías actuales están evolucionando gracias a la incorporación de la inteligencia artificial, algo que se puede apreciar en las nuevas capacidades del software de automatización, el análisis de datos, la robótica y un sinfín de aplicaciones que las personas y las organizaciones utilizan cada día. Estos grandes avances están incentivando el gasto de las organizaciones en tecnologías y servicios relacionados con la IA, un mercado que, según la consultora IDC, este año alcanzará los 118.000 millones de dólares.

Sus previsiones indican que el gasto mundial en IA, incluyendo hardware, software y servicios para sistemas centrados en inteligencia artificial crecerá a una CAGR del 26,5% entre 2022 y 2026, pudiendo superar los 300.000 millones de dólares para final del período. Esto supondría un crecimiento más de cuatro veces superior al del mercado general de TI, que lo hará a una CAGR del 6,3% en estos años.

Uno de los impulsores de la adopción de inteligencia artificial entre las empresas han sido las grandes dificultades comerciales sufridas por muchos sectores en los dos últimos años. Las organizaciones han encontrado en los sistemas de IA una ayuda para maximizar su eficiencia y anticiparse mejor a los cambios en el negocio. Para los expertos de IDC, estas tecnologías pueden apoyar tareas orientadas a las personas y mejorar sus capacidades. Por ejemplo, a través de la inteligencia artificial conversacional o el procesamiento de imágenes, que se utilizan para mejorar la interacción con clientes.

En opinión de Mike Glennon, analista senior de investigación de mercado del equipo de análisis e información del cliente de IDC, la inteligencia artificial no es algo del futuro, sino del ahora. Explica que “la mayoría de los proveedores de TI han adoptado soluciones de IA para complementar sus productos y están mejorando sus productos para que la IA sea crucial para su éxito. Aquellos proveedores que justo ahora están considerando la IA se encuentran en una desventaja considerable frente a los proveedores de TI que ya tienen productos basados en IA en producción, y la IA se está volviendo crucial para las capacidades de muchos productos”.

Según IDC, en los próximos años las dos industrias que más invertirán en inteligencia artificial serán la banca y el comercio minorista, que sumarán alrededor de una cuarta parte de los ingresos del mercado global. Le seguirán los servicios profesionales, con una cuota de más del 10% del gasto, y a continuación estará la fabricación discreta y de procesos. Las industrias que más rápido incrementarán el gasto en IA serán la de medios (29,8%) y la de servicios profesionales (28,7%).

En cuanto a los casos de uso más importantes estarán aquellos relacionados con el cliente y las ventas, dado que muchas empresas perciben la IA como una gran ayuda para hacer crecer su negocio. Destacarán los agentes de servicio al cliente aumentados por IA, que destacarán entre el sector minorista y el de las telecomunicaciones. También la recomendación y los procesos de ventas aumentados, el análisis y la investigación de fraudes y los asesores de programas y sistemas de recomendación.

Glennon explica en su informe que “el uso de la IA en los negocios está pasando de ser un simple ahorro de costos a ser un componente sólido del crecimiento empresarial, lo que demuestra la creciente madurez de la IA como solución de TI en una amplia gama de sistemas”. Y su uso se expandirá rápidamente en Estados Unidos, que en estos próximos años representará más de la mitad del gasto global en IA. Europa Occidental sumará algo más del 20% y mostrará la tasa de crecimiento interanual compuesta a cinco años (CAGR) más elevada a nivel mundial (30%). China ocupará la tercera posición, pero con un crecimiento interanual del 21,1% en los próximos cinco años.