La IA y la realidad virtual acelerarán la transformación de la formación y la educación

  • Inteligencia Artificial

Formación

Las principales tendencias de aprendizaje en 2023 pasan por la implementación de soluciones de tecnología digital, facilitando el acceso a contenidos desde distintas plataformas y dispositivos. El marco común europeo de competencias también jugará un papel fundamental para la formación profesional y el desarrollo de habilidades.

  Recomendados....

» ¿Qué tendencias tecnológicas marcarán este año 2023? Ver
» Customer Data Platform: datos unificados y experiencia mejorada Leer
» Formas prácticas de optimizar costes IT en el gasto cloud Guía
» Sistemas de comunicaciones unificadas para el éxito Informe

La tecnología ha provocado una transformación de los planes formativos de las corporaciones y del sistema educativo español. El uso de la tecnología digital ha cambiado los sistemas de enseñanza y aprendizaje, facilitando el acceso a contenidos desde distintas plataformas y dispositivos, lo que ha permitido un aprendizaje personalizado para el usuario.

En este contexto, ODILO ha recogido en el informe ‘Tendencias de aprendizaje 2023’ algunas de las tendencias clave que acelerarán la transformación digital en formación y educación el próximo año. “Las principales tendencias de aprendizaje en 2023 pasan por la implementación de soluciones de tecnología digital como la inteligencia artificial y la realidad aumentada y virtual, y con el acceso a contenidos y fuentes de información de mayor calidad”, señala Alberto Abel, portavoz de ODILO.

1. Inteligencia Artificial en el recorrido formativo

La inteligencia artificial jugará un papel fundamental en los sistemas de aprendizaje, no solo de los centros educativos, sino también del mundo empresarial. La IA está encontrando su lugar tanto en plataformas educativas como en entornos laborales. En 2023, los sistemas basados en IA serán utilizados cada vez más como parte del proceso de enseñanza, ya que permiten ofrecer contenido personalizado acorde a las necesidades de cada persona.

2. Ecosistemas de aprendizaje ilimitado

La tecnología jugará un papel esencial en la educación, con una mayor penetración de los llamados ecosistemas de aprendizaje ilimitado. “Estos ecosistemas cuentan con cinco pilares fundamentales, entre ellos plataformas y apps de aprendizaje configuradas a medida, acceso unificado a todo el contenido, y sistema integrado de BI”, apunta Alberto Abel.

Los ecosistemas son configurados y diseñados a medida de cada organización, y seleccionan de forma inteligente los mejores contenidos educativos y experiencias de aprendizaje en un clic, entre millones de opciones para adaptarse a las preferencias y necesidades de cada organización y usuario, convirtiéndose en una herramienta estratégica para los departamentos de RRHH.

3. Calidad de contenidos verificados

En cuanto al contenido, el informe identifica dos grandes tendencias. En primer lugar, una mayor demanda de información de calidad, verificada y elaborada por profesionales del sector como respuesta al auge de los bulos, las ‘fake news’ y la desinformación, por lo que se acentuará el interés por garantizar la fiabilidad de las fuentes del contenido para asegurar que aquello que se está consultando sienta las bases de una correcta educación.

En segundo lugar,el marco común europeo de competencias también jugará un papel fundamental para la formación profesional y el desarrollo de habilidades en el año 2023. Establecido para proporcionar un modelo de competencias segmentado para todos los profesionales de la UE para el año 2023, el marco se refuerza con la inclusión de habilidades digitales y herramientas tecnológicas.

4. Enseñanza práctica en educación

En la nueva educación no aprenderá mejor quien más retenga, sino quien mejor aplique el conocimiento adquirido, un cambio de paradigma en el que la educación personalizada gana importancia en detrimento de los sistemas tradicionales. “Se dejarán a un lado los procesos de enseñanza-aprendizaje que se centran en incentivar el ‘saber’ por otros más atractivos que potencian el ‘saber hacer’”, subraya Abel.

En el sistema educativo, gracias a los ecosistemas de aprendizaje ilimitado, cada alumno podrá construir su propio camino formativo basado en sus necesidades particulares. Un logro posible porque en este enfoque los alumnos tienen a su alcance una gran variedad de herramientas y contenidos con los que educarse de una forma más experiencial, personal e inmersiva.

5. Realidad aumentada y virtual para un aprendizaje más personalizado

La realidad aumentada y virtual permitirán una mejor asimilación del contenido al plantear escenarios prácticos y simulaciones de la realidad que, además, personalizan el aprendizaje. “Estas tecnologías permiten una experiencia educativa más realista al visualizar el contenido en un entorno interactivo y gráfico. Está teniendo gran impacto en FP porque permite al profesional observar e interactuar con el contenido virtualmente y recibir retroalimentación instantánea”, concluye Alberto Abel.