Cuatro usos de ChatGPT en el sector del marketing

  • Inteligencia Artificial

chatbot

Las empresas realizan importantes inversiones en IA para mantener su competitividad, mejorar la calidad de sus servicios y la rapidez de sus procesos. La personalización en el proceso de ventas y la automatización de la atención al cliente son características relevantes para fidelizar a los usuarios.

La inteligencia artificial lleva muchos años asentada como una de las tendencias de la digitalización más importantes, recibiendo una considerable inversión por parte de las empresas que buscan mantener su competitividad y mejorar la calidad de sus servicios y la rapidez de sus procesos. En este sentido, 2023 está siendo el año de las IA y, en concreto, de ChatGPT, que ha roto todas las previsiones de uso. Solo en España, se calcula que un mes después de su presentación, ya la habían usado unos dos millones de personas, según datos de Gfk Dam.

Además del uso personal, ChatGPT ya está siendo empleada por las empresas para impulsar su digitalización y, según McKinsey, el 90% de los líderes comerciales esperan usar soluciones de IA en los próximos dos años. Así, Redegal destaca cuatro usos de la herramienta en el sector del marketing:

1. Automatización de la atención al cliente

A día de hoy, los clientes esperan una comunicación fluida y personalizada, y si no la reciben, consideran cambiar de marca. ChatGPT ayuda a las empresas a mejorar la experiencia del cliente al perfeccionar los chatbots a fin de ofrecer una atención más detallada y personalizada. Se está consiguiendo que estos asistentes virtuales generen textos coherentes y naturales, respondan a preguntas en base a las necesidades del usuario, mejoren la precisión de los sistemas de búsqueda, y perfeccionen el lenguaje natural en diferentes aplicaciones como la traducción automática o la detección de sentimientos en el texto, lo que permite mejorar la asistencia al cliente. Todo esto de forma ininterrumpida las 24 horas del día y con acceso instantáneo a la información de la empresa, con lo que su información estará siempre actualizada.

2. Personalizar el proceso de ventas

ChatGPT puede usarse para comunicarse con los clientes en todas las etapas del proceso de marketing, ya sea desde la generación de leads hasta la conversión. Además, esta herramienta permite mejorar la experiencia del cliente con un sistema de recomendación más personalizado. Al tener toda la información y entender el contexto, los chatbots pueden recomendar servicios y ofrecer productos a los clientes en el proceso de compra, analizando previamente el comportamiento del usuario gracias a la recopilación de datos y análisis posterior para entender la satisfacción del cliente con los productos y servicios. Además, al recopilar información sobre los clientes, son capaces de crear procesos más precisos y personalizados.

3. Desarrollo de nuevos productos

Gracias a la recopilación de datos de los usuarios y del análisis de comportamiento, ChatGPT ayuda a desarrollar nuevos productos a las empresas partiendo de los datos que recopila de los usuarios, preferencias, necesidades, análisis de tendencias, estudios de mercado, etc. Esta herramienta recopila rápidamente información sobre una amplia gama de temas, clasificando los datos y ofreciendo una visión de lo que es relevante y lo que no. Además, es capaz de clasificar en función del atractivo potencial para el cliente e incluso segmentar los tipos de clientes a los que más atraería el nuevo producto o servicio. Por otro lado, las empresas ya están empezando a utilizar la IA para acelerar el proceso creativo de un producto, ofreciendo lluvia de ideas para una campaña de marketing o incluso llegando a crear los KPIs para el equipo de ventas.

4. Posicionamiento SEO

Las empresas especializadas en marketing necesitan herramientas para gestionar información y crear contenido de alta calidad para mejorar la presencia de la empresa en los motores de búsqueda, y ChatGPT permite crear contenido de alta calidad para SEO en los sitios web y en la estrategia de redes sociales. Sus aplicaciones son la generación de datos estructurados, ayudando a crear el tipo de código; la generación de reglas .httaccess para la creación de directrices; la creación de un código Xpath para extraer información de una web y la creación de fórmulas de Excel, ayudando a los usuarios a crear informes automatizados, encontrando patrones o haciendo predicciones en base a datos ya existentes.