Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Consejos para mejorar la productividad de TI

  • Líderes digitales

directivo empresa

En el presente y futuro de la empresa digital la productividad es más importante que nunca, y el departamento TI tiene un papel fundamental en la organización. Para asegurar el buen funcionamiento de todos los engranajes de esta maquinaria los expertos en digitalización recomiendan poner especial atención a diversos factores que influyen decisivamente en el rendimiento del personal dedicado al área tecnológica.

La transformación digital de las empresas influye en su funcionamiento a todos los niveles, y el departamento de TI se encuentra en el centro de todo, interrelacionado con cada capa de la organización e impulsando la evolución de todas las áreas. Para que todo funcione a la perfección es importante que el nuevo entorno de trabajo digital esté bien diseñado y tenga el soporte tecnológico que se requiere para que los negocios marchen como un reloj. Todos los expertos indican que la pieza fundamental de esta maquinaria es el departamento de TI, en el que los responsables tecnológicos deben liderar el cambio, formando y motivando a los empleados para mantener la productividad a un alto nivel. Pero la responsabilidad no solo recae en el CIO sino que, en cierta medida, toda la plantilla tiene un papel en la buena marcha de toda la organización.

Por un lado, el CIO debe encargarse de administrar los recursos tecnológicos para garantizar las operaciones, pero como punto central de las nuevas estrategias digitales, tiene nuevas responsabilidades. Al encontrarse cada vez más interrelacionado con el resto de departamentos, el jefe tecnológico debe valorar el talento no solo en su área particular, sino que debería encargarse de crear un marco de relaciones interdepartamentales que permita detectar los diferentes talentos digitales para sacarles el máximo provecho.

Según ha declarado Eric Johnson, Decano de la Universidad de Vaderbilt, los CIOs deben velar por que los intereses de los trabajadores en su desarrollo profesional se alineen con los de la empresa, involucrándolos en proyectos a largo plazo y respetando su autonomía laboral. Pone especial foco en el potencial de los millenials, que apuestan por nuevos modelos laborales, en los que tienen cabida las rotaciones, la flexibilidad, la movilidad y una mejor integración del trabajo y la vida personal.

Otros expertos en la materia, como el vicepresidente y CEO de la Universidad de Clemson, Russell M. Kaurloto, opinan que la motivación de los trabajadores depende más del liderazgo que de la automotivación de los trabajadores. El impulso que generen los líderes de la empresa debe ser constante y debe integrarse con los trabajadores, persiguiendo una visión común que refuerce la vinculación de los empleados con las actividades y la cultura de la empresa. Kaurloto afirma que se deberían realizar reuniones frecuentes con toda la plantilla, para conocer su punto de vista sobre el entorno de trabajo y las actividades de la organización, lo que permite tener una visión más clara de cómo motivar al personal. También indica que para los CIOs es muy importante estar cerca de los trabajadores, estando más presentes en los entornos de trabajo, y reconocer los esfuerzos personales y profesionales de los trabajadores para generar más motivación por los resultados.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Este enfoque está adquiriendo cada vez más aceptación por parte de los trabajadores, que encuentran más satisfactorio y motivador trabajar en un entorno en el que se reconocen los logros y en el que se fomenta el desarrollo profesional. Y numerosas empresas destacadas encuentran beneficioso generar este tipo de clima laboral, ya que fomenta el talento interno, incrementa mucho la productividad y hace avanzar los negocios mediante la alineación de los intereses de los trabajadores y las organizaciones. Ejemplos de ello se encuentran en empresas como Bayer, o Paypal, pero existen muchos otros.

Otra cuestión a tener en cuenta y que puede ayudar a mejorar la productividad en las nuevas empresas digitalizadas es la que apunta William Thirst, vicepresidente de TI y CEO del Marist College. Se trata de generar un clima de desafío constante tato para los trabajadores como para los responsables de cada departamento. Mediante el reto de mantener un nivel de esfuerzo superior a sus expectativas se pueden lograr grandes mejoras en la productividad. Pero para que esta estrategia agresiva de buen resultado y no acabe quemando a los implicados, es fundamental conocer perfectamente las capacidades de los empleados y sus tareas dentro de la organización, recompensar estos esfuerzos extra y dar apoyo a las áreas que tienen más difícil incrementar su esfuerzo en el trabajo diario.

Además de estas estrategias, expertos como Rahul Merchant, CIO de TIAA propone adoptar lo que denomina la “mentalidad del principiante”. Esto consiste en que los profesionales con más experiencia traten de tener un enfoque menos conformista, que les haga caer en la rutina y bloquee la necesaria evolución que marcan los negocios digitales.

Todas estas visiones tienen como finalidad mantener o incrementar la productividad en las empresas en transformación, tanto en sus primeras fases como de cara al futuro, y los CIOs y directivos de las empresas deberían tenerlas en cuenta de cara al futuro. Cada organización tiene sus particularidades, por las que algunas de estas estrategias no podrán aplicarse a su estructura de trabajo, pero en cualquier caso las empresas deben buscar la manera de abordar la entrada en el mundo de lo digital y en los nuevos entornos de trabajo para que la productividad no se vea mermada, sino que su personal sea cada vez más eficiente.