Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La resistencia al cambio dificulta la transformación hacia los procesos digitales

  • Negocios

Trabajadores 3

Un estudio reciente indica que las empresas están afrontando los nuevos retos de la digitalización de forma desigual. Mientras unas están preparando a sus trabajadores para afrontar los nuevos modelos de negocio digital, otras no lo están haciendo. Por ello, los empleados mantienen una actitud de resistencia al cambio, lo que supone un obstáculo adicional al avance de la transformación digital.

La firma Kyocera ha elaborado el estudio “La transformación de los procesos en el mundo digital”, que explora el estado de la digitalización de procesos en el sector empresarial español. Para ello ha considerado las tecnologías utilizadas, la formación de los trabajadores y la gobernanza en los procesos digitales. De sus resultados se extrae la conclusión de que el grado de madurez en la transformación hacia los procesos digitales no está siendo uniforme. Un 42% de las empresas ha entendido que deben adaptarse a las cambiantes condiciones de los negocios, para lo que deben reforzar los conocimientos de sus empleados. Mientras tanto, el 58% todavía está estancada realizando procesos estáticos y predefinidos, alimentando la resistencia al cambio de los trabajadores, lo que podría retrasar aún más su avance hacia los nuevos procesos y modelos de negocio digital.

Según informó Alfonso Pastor, Director de Marketing y Tecnología de Kyocera: “A pesar de que la amplia mayoría de las organizaciones considera la digitalización de sus procesos una tendencia y una necesidad, el mercado se mueve a dos velocidades, donde solo el 52 % de las mismas se apoya en tecnologías BPM y sistemas de gestión documental para mejorar sus flujos de trabajo”.

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Otro dato a tener en cuenta que ha recogido este estudio es que sólo un 2% de las empresas españolas ha logrado que sus procesos se realicen de forma flexible y automatizada. Esto da una medida del problema de visión que afecta a gran parte de las compañías del país, que deberían reconsiderar su estrategia para poder optimizar sus procesos y prepararse para el nuevo mundo digital. Según un 71% de los encuestados, el mayor obstáculo para lograr estos objetivos se encuentra en la resistencia al cambio de los trabajadores, a pesar de que la automatización les brinda la posibilidad de optimizar sus tareas. Además, identifican otros factores como freno para avanzar en este sentido, que son la dificultad de justificar las inversiones, la falta de integración de las aplicaciones con la automatización y que no existe una estructura de gobernanza, colaboración entre TI y negocio, ni un apoyo firme de los directivos.

Por ello, puede decirse que la resistencia al cambio no es solo un problema de la plantilla, sino de la propia empresa en su conjunto, ya que sin un enfoque adecuado por parte de la dirección es muy complicado que los responsables de TI puedan hacer evolucionar los procesos internos hacia los nuevos modelos digitales. Y sin la colaboración de todos los departamentos es imposible que las empresas puedan afrontar los retos digitales de cara al futuro.