Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Se debería invertir más en tecnología para adoptar el modelo de industria 4.0

  • Negocios

industria digitalizacion

La cuarta revolución industrial viene de la mano de las nuevas tecnologías, pero las empresas se están encontrando con ciertas limitaciones para alcanzar los nuevos modelos de industria 4.0. Y los principales frenos que impiden alcanzar el éxito son la falta de inversión en nuevas tecnologías y personal cualificado, y el cambio de cultura empresarial.

El último estudio de Deloitte sobre el ecosistema de la nueva industria digitalizada, denominado “Las organizaciones ante la era de la industria 4.0”, refleja la situación actual de las empresas del sector industrial en relación a los nuevos retos digitales y al papel que juega su sector en la sociedad. La encuesta que ha realizado la consultora muestra que el 69% de las empresas españolas han cambiado o desarrollado productos que impactan positivamente en la sociedad (73% a nivel global). Y un 58% de los entrevistados afirma que ha logrado obtener beneficios económicos derivados de estos nuevos productos.

En esto tiene que ver mucho la digitalización, que es el motor de la creación de nuevos productos y servicios. Pero las empresas están encontrando varios obstáculos para lograr la evolución hacia el concepto de industria 4.0, que es la clave del éxito en la era digital. Las conclusiones de este estudio son que los ejecutivos sí tienen una percepción bastante clara del reto que supone este cambio, pero que encuentran dificultades para cambiar su modelo organizativo hacia los modelos digitales. Además, siguen eludiendo las inversiones clave en tecnologías que les permitirían mejorar la innovación y el desarrollo de soluciones disruptivas, con las que podrían diferenciarse de la competencia y alcanzar un mayor éxito en los negocios.

Esto se debe a que las empresas del tejido industrial español no saben cómo abordar la transformación digital hacia nuevos modelos operacionales y de negocio. Por una parte, los ejecutivos están dándose cuenta de la brecha de capacidades que existe entre su fuerza laboral actual y las habilidades tecnológicas que se requieren para abordar la digitalización de la industria. Según señala Deloitte, menos de 5 de cada 10 directivos están trabajando para crear una fuerza laboral adaptada a las necesidades de la industria 4.0. Y esto contrasta con los datos del año pasado, cuando casi 9 de cada 10 afirmaba estar trabajando en esto.

Aunque cabe destacar que están entendiendo un concepto clave que señalan los principales expertos en transformación digital, ya que el 43% de los directivos confían más en lograr adaptarse a los nuevos requisitos a través de la formación del personal existente en su plantilla, frente a un 25% que prefiere recurrir a nuevas contrataciones. Aunque formar a la plantilla requiere tiempo, esfuerzos y recursos, y no es el único camino que se debe seguir, tanto dentro como fuera de la industria, ya que se deberían adaptar los planes formativos del sistema educativo para incluir competencias adaptadas a las necesidades de la industria 4.0. Al menos, así opinan el 47% de los entrevistados en este estudio.

Otro de los baches que están encontrando en el camino hacia la digitalización de la industria es la falta de una estrategia en torno a las nuevas herramientas digitales para la toma de decisiones. Gran parte de los entrevistados afirma que no tiene procedimientos definidos para este aspecto tan fundamental del negocio. Y que encuentran obstáculos por la excesiva compartimentación de su estructura y por la presión para alcanzar resultados a corto plazo, lo que limita su capacidad para desarrollar y compartir conocimientos que faciliten elaborar una estrategia viable para mejorar la toma de decisiones. Y solo un 29% cree que su empresa opera bien en este sentido.

Y, en cuanto a la propia tecnología que define los nuevos modelos de la industria 4.0, un 23% de las empresas están invirtiendo en tecnología principalmente para proteger su posición en el mercado, mientras que el 67% lo está haciendo también para desarrollar proyectos reales de transformación digital y disrupción. Las barreras que están limitando este cambio son que las empresas del sector industrial se enfocan más en obtener resultados a corto plazo, y que existe una gran falta de conocimientos sobre cómo se deben implementar las nuevas tecnologías de la industria digitalizada.