Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así perciben los españoles el impacto de la automatización en el trabajo

  • Negocios

automatización de procesos

La idea de que las máquinas van a sustituir a las personas en el entorno de trabajo no está tan extendida como se podía pensar entre los trabajadores españoles. Esta es la conclusión principal de un estudio realizado desde el año pasado por el Future for Work Institute, que ha recogido las opiniones de los trabajadores de nuestro país.

Este estudio, denominado “Los trabajadores españoles ante la automatización” revela que solo uno de cada cinco trabajadores españoles se siente preocupado por la posibilidad de que una máquina o un software inteligente le sustituya en su puesto de trabajo en los próximos diez años. La investigación ha consistido en una encuesta realizada por el Future for Work Institute, la Universitat Oberta de Catalunya, UGT y Randstad, cuya misión principal era recabar las impresiones de los españoles sobre el impacto que tendrá la automatización de los puestos de trabajo.

Los resultados generales son más positivos de lo esperado, pero son diferentes en función del tipo de trabajo. Por ejemplo, la proporción de personas preocupadas por la posible pérdida de su puesto de trabajo es dos veces mayor entre los trabajadores que realizan tareas de poca complejidad. Y entre aquellos que tiene un trabajo más complejo, la proporción de persona que creen que la automatización proporcionará más ventajas que perjuicios es también del doble.

Esta diferenciación se mantiene al segmentar los resultados en función del nivel de estudios, ya que las personas con una formación más avanzada se sienten menos amenazadas por la automatización, por ejemplo, los directores, gerentes, científicos, intelectuales y profesionales de campos como el marketing, los recursos humanos y los departamentos legales. Otro dato interesante es que los trabajadores con más antigüedad también están menos preocupados por la posible pérdida de su emplea a manos de las máquinas, a pesar de que este factor no garantiza de por sí que el puesto de trabajo sea seguro.

En el lado opuesto de esta corriente de “tranquilidad” se encuentran los profesionales de áreas administrativas, contabilidad, finanzas, oficiales y también los operarios, los trabajadores de servicios, atención al cliente, compras, logística y otras áreas en las que existen muchas tareas repetitivas, susceptibles de ser realizadas por máquinas.

Otra de las conclusiones que se extraen de este estudio es que los empleados que desempeñan trabajos complejos y se sienten en riesgo de ser sustituidos por sistemas automatizados tienden a anticiparse, persiguiendo la recualificación antes de ser despedidos. Y, por último, indica que las personas que se preocupan por estar al día ante los posibles cambios en su empresa tienden a tener una mejor opinión sobre el avance de la automatización.