Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las tecnologías inteligentes son fundamentales para la transformación digital

  • Negocios

inteligencia artificial IA

Un estudio reciente revela que el 93% de las empresas considera las tecnologías inteligentes como un factor clave para cumplir sus objetivos de transformación digital. Y entre ellas identifican principalmente IoT, la inteligencia artificial, la realidad aumentada, el aprendizaje automático o las cadenas de bloques.

En una encuesta realizada por Forrester para SAP, el 93% de las empresas entrevistadas ha declarado que las llamadas “tecnologías inteligentes” son vitales para respaldar la transformación digital en su organización. Para elaborar este estudio han recurrido a 740 empresas que cumplían dos requisitos fundamentales: haber iniciado la transformación digital y haber implementado, al menos, dos tecnologías de nueva generación, como aprendizaje automático, IoT, inteligencia artificial, blockchain, realidad virtual o aumentada.

Además, las empresas están dando prioridad a determinadas tecnologías para potenciar la innovación. El 92% apuesta más por IoT, el 78% opta por la inteligencia artificial, el 77% por el machine learning, el 70% por la realidad virtual / aumentada y el 68% por blockchain. Las prioridades de las empresas en proceso de transformación digital se dirigen especialmente a optimizar los procesos existentes para mejorar en eficiencia, y ampliar sus capacidades para transformar los modelos de negocio hacia nuevas fuentes de ingresos que aseguren la continuidad de la organización y aumenten su competitividad.

El estudio señala que el 92% de las empresas están muy interesadas en las plataformas que permiten unificar los datos recopilados y usados por estas tecnologías inteligentes y por los procesos de negocio, ya que les permiten extraer el máximo valor de la información. Y esto, además de proporcionar beneficios económicos, tiene un impacto muy positivo en la experiencia del cliente y facilita el desarrollo de aplicaciones y servicios.

Los datos revelan que cada industria tiene especial interés en determinadas “tecnologías inteligentes”, que varían en función de su madurez digital y de sus objetivos comerciales particulares. Por ejemplo, la industria de fabricación discreta se está centrando en la implementación y la expansión del mantenimiento predictivo. El comercio minorista prefiere el uso del big data y el análisis predictivo para mejorar la toma de decisiones. Y las empresas de servicios públicos están apostando por las salas de juntas digitales, que permiten a los directivos ver en tiempo real el estado del negocio.

Sin embargo, el estudio también revela que las empresas no recurren a una tecnología en particular, sino que se apoyan en la sinergia de diferentes tecnologías para resolver sus problemas o generar nuevas oportunidades de negocio. En las conclusiones de este estudio se señala que “Las empresas inteligentes ganan en la era digital. Una empresa inteligente es una entidad que conecta personas, procesos, datos y tecnologías como un medio para acelerar la transformación digital, haciendo más con menos, mejorando el compromiso del cliente e inventando nuevas fuentes de ingresos”.