Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas recurren a los proveedores de servicios para administrar sus entornos cloud

  • Negocios

nube cloud

A medida que las organizaciones aumentan su dependencia de la infraestructura cloud, se hace necesario contar con el respaldo de los proveedores de servicios gestionados. Estas empresas de servicios administrados aportan el soporte crítico que necesitan para administrar la creciente demanda de recursos de TI alojados en la nube.

El último informe de IDC MarketScape señala que las empresas recurren cada vez más a la TI proporcionada por los proveedores de la nube para sostener su creciente necesidad de recursos tecnológicos, en su camino hacia la completa digitalización. Pero esto añade complejidad a la infraestructura de las organizaciones, lo que las lleva a confiar en los proveedores de servicios gestionados externos para que se encarguen de la administración.

Según IDC, actualmente los proveedores de servicios en la nube administrados más destacados a nivel global son Accentures, Atos, Cognizant, DXC, HCL, IBM, NTT DATA, Rackspace, Tata Consultancy Services (TCS) y Wipro. Estas firmas están incrementando su volumen de negocio debido a la necesidad creciente de las empresas de cumplir con los requisitos más críticos, entre ellos ganar en agilidad y velocidad en su TI, incrementar sus ingresos mediante la creación de nuevos productos y servicios y lograr una mayor estandarización y simplificación de su infraestructura TI y de sus plataformas de aplicaciones.

Gracias a estos SP administrados las empresas también están logrando transformar su TI en un conjunto de capacidades basadas en la nube. Pero esto requiere sus propias áreas de soporte, como la racionalización y modernización de la cartera de aplicaciones, la experiencia con proveedores de servicios en la nube pública y lo relativo a la tecnología de aplicaciones heredada. Esto supone un desafío creciente, y las organizaciones comienzan a dudar de si las infraestructuras en la nube serán capaces de soportar los requerimientos operativos y de rendimiento de las aplicaciones más críticas para el negocio.

Como dijo David Tapper, vicepresidente del programa de outsourcing y servicios gestionados en la nube de IDC, “La expansión de la adopción de capacidades de la nube que involucran opciones privadas, públicas e híbridas, así como el uso de una multitud de proveedores para cumplir con los objetivos críticos de negocios y tecnología, está creando una mayor complejidad para las organizaciones compradoras a la hora de garantizar el rendimiento de sus nubes”.

Y señaló que “Asegurar el uso exitoso de los servicios de nube administrados de los proveedores de servicios administrados, para brindar un desempeño óptimo de los requisitos de la nube del cliente, requiere que los clientes evalúen un conjunto amplio de factores que involucran la planificación estratégica, el talento, la estructura de gobierno, la gestión de riesgos, el historial y el proceso de participación”.