Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El crecimiento de los datos y la llegada de 5G impulsarán nuevas estrategias

  • Negocios

5G

Las organizaciones se enfrentan a un aumento constante de los datos, que provendrán de todos los canales digitales a los que están conectadas. Y con la llegada de las nuevas redes 5G se hace necesario replantear las estrategias de telecomunicaciones y recurrir a nuevas plataformas de gestión que les permitan enfrentarse a los nuevos retos.

En una investigación reciente, los expertos de ABI Research destacan el papel disruptivo que van a jugar las nuevas redes 5G en el ecosistema digital que vivimos, donde los datos no paran de crecer y donde la computación distribuida (nube en el borde) va a tener un papel cada vez más importante. A esto se suma el constante crecimiento de los datos que llegan a las organizaciones, y que plantean retos constantes en cuanto a la gestión de la información.

Según estos expertos, estos factores van a constituir un importante motor de crecimiento para la industria de las telecomunicaciones, especialmente en lo que se refiere a ciertas verticales. Por ejemplo, la industria de fabricación, en la que se prevé que los ingresos anuales de servicios de datos van a crecer a una CAGR del 44% hasta el año 2030, para cuando se espera que alcancen unos 82.000 millones de dólares.

Y una cuestión importante que traerá esta convergencia entre 5G y la computación distribuida es que incrementará la cantidad de permutaciones de datos y las formas de reutilizarlos en diferentes contextos. Porque frente a la opacidad de muchos datos se incrementarán las capacidades de análisis, que proporcionarán nueva información muy útil para diferentes negocios y para potenciar la innovación de productos y servicios.

Por otro lado, desde ABI Research destacan que la adopción de metodologías nativas de la nube en todos los niveles de las organizaciones requerirá que los proveedores de servicios móviles (MSP) rediseñen sus procesos centrando la arquitectura e los datos como un bloque en construcción. Según dijo Don Alusha, analista senior de ABI Research, “La industria debería ver la convergencia de TI y telecomunicaciones como un presagio de una nueva era que amalgama sistemas patentados de telecomunicaciones y arquitecturas modulares de Internet”.

Señaló que “Este entorno híbrido requiere un sistema de gobernanza de datos 5G que se base en una infraestructura de administración de datos (en la nube) anclada en dos pilares. Uno, un formato de datos estandarizado; y dos, interoperabilidad a través de múltiples redes (por ejemplo, 4G y 5G). Además, obtener datos estructurados y no estructurados de la red y del lado de TI, respectivamente, es un requisito clave para las codiciadas operaciones centradas en datos que la industria está buscando”.

Esto está viéndose cada vez más en los principales MSP, que están integrando las aplicaciones en la capa de servicio con los repositorios de datos, ofreciendo a los clientes escalabilidad, disponibilidad y una mayor integración de las herramientas de análisis con los repositorios de datos. Al mismo tiempo, los analistas de ABI Research indican que los MSP están dándose cuenta de que el Big Data puede ayudarlos en el desarrollo de nuevos productos y casos de uso basados en datos, y para ello hacen falta plataformas más integradas que permitan aplicar el análisis a los grandes y crecientes conjuntos de datos.

Como dijo Alusha en la conclusión de su informe, “Los proveedores que brindan soluciones de gestión de tráfico y datos en la nube 5G pueden considerar establecer un entorno analítico como un complemento simbiótico para sus plataformas de big data”. En su opinión, esto significa desarrollar un plan integral que les guíe “hacia la cultura correcta y los sistemas de incentivos que crean y mantienen el uso de herramientas de análisis”. Pero dijo que “Los MSP, por otro lado, deben asumir una tarea de reingeniería de procesos donde los procesos existentes y las funciones asociadas se entrelazan con los flujos de datos correctos para cambiar con éxito a un negocio basado en datos y operaciones centradas en los datos”.