Amazon pretende bloquear la concesión del contrato JEDI

  • Negocios

Defensa

Tras haber sido rechazados en la última etapa del proceso de licitación en favor de la competencia, la compañía de Jeff Bezos se niega a aceptar la pérdida del contrato de servicios de nube para la defensa estadounidense (JEDI). Por ello, han llevado el caso ante los tribunales, con la pretensión de que prohíban a Microsoft el acceso a esta concesión.

Según se ha sabido recientemente, el pasado lunes Amazon Web Services ha solicitado a un juez de los Estados Unidos que bloquee el acceso de Microsoft al contrato JEDI (Joint Enterprise Defense Infrastructure Cloud), mediante el cual se habrían convertido en los proveedores de servicios en la nube para las agencias del país encargadas de la defensa, como el pentágono, entre otras. Esta concesión supuestamente ya se h otorgado al gigante del software, y supondría un contrato por valor de unos 10.000 millones de dólares en los próximos años, un éxito para la firma creada por Bill Gates.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Pero a la vez es un fracaso importante para la empresa de Jeff Bezos, que hasta la etapa final del proceso era la favorita indiscutible para llevarse el premio. Pero los representantes de AWS en esta demanda judicial acusan a Donald Trump de parcialidad y de haber ejercido una “presión indebida” para que Amazon no consiguiese esta licitación. Esto se debería, según los denunciantes, que el Presidente tiene mala relación con el creador de Amazon, lo que supondría una injerencia indebida por su parte en un proceso de concesión pública.

Las acciones de AWS comenzaron nada más conocerse la decisión del Pentágono de conceder el contrato JEDI a Microsoft, el pasado octubre, con una reclamación presentada en noviembre ante el Tribunal de Reclamaciones Federales de los Estados Unidos. Tras rechazar este las alegaciones presentadas, la compañía está planeando presentar una moción para que se formalice una orden de restricción temporal este próximo 24 de enero. Esto supondrá un ligero retraso hasta que el tribunal emita su decisión, algo que podría producirse el próximo día 11 de febrero, según ha publicado la agencia Reuters.

Mientras tanto, los representantes del Departamento de Defensa de EEUU han apoyado la decisión de conceder el contrato a Microsoft, alegando que el proceso se llevó a cabo de forma imparcial, libre y justa, sin que haya existido ninguna influencia externa. Por su parte, Microsoft se ha negado a hacer declaraciones, y está a la espera de que se formalice su contrato para comenzar a trabajar.