Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Aumenta la descentralización de las empresas, y también los riesgos que eso conlleva

  • Negocios

Servicios cloud (home)

El constante avance digital en las organizaciones ha impulsado la descentralización de muchas áreas del negocio, sobre todo las que tiene que ver con la TI y los servicios digitales, que se delegan cada vez más en la nube. Esto ofrece ventajas operativas a las empresas, pero también genera riesgos que, en muchos casos, no han sido bien calculados en un principio.

Las organizaciones recurren cada vez más a la nube para desplegar nuevas capacidades digitales sin tener que invertir constantemente en nueva infraestructura, personal, capacidad de almacenamiento, etcétera. Una de las consecuencias en la que no se había pensado mucho en un principio es el fenómeno de la descentralización que conlleva esta estrategia, algo que genera una serie de retos que tampoco se han ponderado inicialmente.

Ante la situación actual ha surgido el dilema de si la TI debe descentralizarse más, o si debe volverse atrás, hacia una computación más centralizada, y esto está generando mucha controversia. Por un lado, está la creciente necesidad de acercar las aplicaciones a los usuarios finales, lo que condice a una descentralización de la TI, ya sea mediante la nube, las infraestructuras en el borde o diferentes combinaciones de estas propuestas.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Por otro, las necesidades de una mayor protección de datos críticos, entre otras cosas, llevan a que los datos importantes o que requieren mayores niveles de privacidad vuelvan a las instalaciones. Pero la variedad de escenarios es cada vez más amplia, y cada sector e, incluso, subsector de cada industria es un mundo completamente diferente, con necesidades que pueden ser muy distintas. Aunque, a pesar de ello, la descentralización es una realidad con la que deben lidiar la mayor parte de las organizaciones.

Según una reciente investigación realizada por el Grupo Everest, más del 50% del gasto en tecnología de las organizaciones se produce fuera del departamento de TI. Y esto se produce en empresas de muy diversos ámbitos, desde la logística a la medicina, pasando por el comercio minorista o las finanzas. Y parece ser que esta tendencia va en aumento, a pesar de que paralelamente se está reforzando la TI interna en las organizaciones para apoyar el desarrollo de ciertas innovaciones tecnológicas y para garantizar el control sobre ciertos datos y aplicaciones críticas.

Todo esto sigue avivando la polémica y el debate en cada industria, sobre si es conveniente o estratégicamente inteligente llevar a cabo una descentralización completa, sobre todo cuando esta estrategia platea serios riesgos en materia de ciberseguridad. Por ahora, industrias como las finanzas, la salud, la banca, la educación y el gobierno parecen decididas a mantener un desarrollo importante de la TI local, a pesar de que también recurrirán a ciertas estrategias de descentralización.

Mientras tanto, las empresas nativas digitales de la mayoría de sectores ven con mejores ojos la descentralización, aunque deberán abordar ciertos desafíos para avanzar en este camino con la seguridad que requieren los negocios digitales. Por ello, los expertos afirman que los CIOs deberán trabajar para mantener el control sobre la estrategia general de TI, la seguridad y también el cumplimiento normativo. Todo ello a la vez que dejan espacio para que cada unidad de negocio pueda tomar decisiones por sí misma, en función de sus necesidades.