Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La cadena de suministro global se apoya en lo digital para acercarse a la economía circular

  • Negocios

economia circular sostenibilidad

En el futuro se espera que las organizaciones aprovechen las nuevas tecnologías digitales para acercarse más al concepto de economía circular, ayudando a lograr una mayor sostenibilidad. De hecho, según Gartner, el 70% de los líderes de la cadena de suministro global tiene intención de invertir en este camino en el próximo año y medio, pero por ahora solo un 12% ha vinculado sus estrategias de economía digital y circular.

La economía circular es un concepto antiguo, según el cual la vida útil de cada cosa no se limita a su propósito inicial. Así, todos los productos pueden ser reciclados o reutilizados para otros fines, maximizando el aprovechamiento de recursos y la sostenibilidad económica y medioambiental. Esto cobra mucho sentido en el caso de las tecnologías de la información, ya que los productos electrónicos están compuestos de multitud de componentes y materiales que podrían tener más de un uso, pero se puede aplicar a multitud de áreas.

Los expertos de Gartner definen la economía circular como el modelo económico que es capaz de separar la capacidad de lograr el crecimiento económico del consumo de recursos naturales. Estos modelos de negocio fomentan la reutilización continua de materiales para reducir al mínimo el desperdicio de recursos naturales. Y señalan que esto comienza en la fase de diseño, en la que se debe tener en cuenta todo el ciclo de vida útil de los productos, y las posibilidades de reutilización del producto en sí, o de los materiales que lo componen, cuando su uso principal llega a su fin.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

En la última encuesta que Gartner ha realizado sobre el tema, ha descubierto que el 70% de los líderes de la cadena de suministro tiene pensado invertir en la economía circular durante los próximos 18 meses, pero por el momento solo un 12% de ellos ha logrado establecer una vinculación entre las estrategias de economía digital y circular. En opinión de Sarah Watt, analista principal de Gartner para el área de Supply Chain, “la economía circular crea un ecosistema de materiales. Lo que antes se veía como desperdicio ahora tiene valor”.

Añadió que “sin embargo, esos ecosistemas son complejos e incluyen muchas interdependencias y circuitos de retroalimentación. La tecnología digital tiene el potencial de proporcionar visibilidad y permitir una mejor toma de decisiones cuando se trata de materias primas y servicios. Ya, el 35% de las empresas creen que la tecnología digital será un facilitador clave para sus estrategias de economía circular, pero muy pocas aún están aprovechando la tecnología para este propósito”.

Y precisamente la clave para la economía circular está en aprovechar las nuevas tecnologías digitales, combinándolas para poder avanzar en el conocimiento necesario para adoptar estrategias de verdadera economía circular. Quienes sí están siguiendo esta senda están aplicando cuatro tecnologías principales, que son  la analítica avanzada, la impresión 3D, Internet of Things y el aprendizaje automático.

En palabras de Watt, “es interesante ver que solo unas pocas organizaciones están usando blockchain actualmente. Sin embargo, el 38% de los encuestados planea explorar el uso de blockchain para la economía circular en los próximos cinco años. Por ejemplo, esta tecnología se puede utilizar para dar a los materiales una identidad digital única y permitir el comercio y el pago por uso. Aunque todavía no hemos visto casos de uso de blockchain a escala para la economía circular”.

Por otra parte, la investigación de Gartner muestra que hay cuatro áreas principales donde las organizaciones de la cadena de suministro están aplicando estas tecnologías. Son, por orden, la entrega (46%), la participación del cliente (45%), la remanufactura (43%) y la planificación (43%). Mientras tanto, solo el 27% de las organizaciones encuestadas está utilizando tecnologías digitales para mejorar la logística inversa, y un 39% planea hacerlo en los próximos dos años.

En este sentido, Watt comentó que “la diferencia de énfasis entre la entrega y la logística inversa es intrigante. Por un lado, observamos organizaciones que utilizan tecnología como análisis y vehículos alternativos para optimizar sus rutas y reducir las emisiones. Puede argumentar que esas acciones deberían considerarse una práctica sostenible en lugar de una que permita los resultados de la economía circular.

Y añadió que “por otro lado, la recuperación de materiales al final de la vida requiere una logística inversa para la recogida y devolución a la organización o a un tercero”. En este sentido, los resultados de su investigación muestran que en los próximos dos años la logística inversa se convertirá en el foco principal de las estrategia de economía circular. Y, en su opinión, “esto indica que las empresas están buscando cómo recuperar productos para su reutilización, renovación o reciclaje, un paso importante en el camino hacia la economía circular”.