Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las inversiones en telecomunicaciones se mantendrán planas este año

  • Negocios

inversion empresa

Esta es la última estimación de los expertos de IDC, que prevén que 2020 será un año estático en lo que se refiere al gasto global en servicios de telecomunicaciones. Este pronóstico muestra cómo el aumento en el uso de servicios digitales a raíz del confinamiento compensará la disminución del gasto de otras empresas en servicios de telecomunicaciones tradicionales.

Con la propagación del COVID-19 muchos sectores están viéndose casi paralizados, reduciendo su actividad al mínimo y recurriendo a estrategias como el teletrabajo y la administración remota del negocio para sobrevivir. Esto está generando un impacto negativo en el consumo de ciertos servicios de telecomunicaciones, mientras que está haciendo crecer otros, tanto en el ámbito empresarial como en el de consumo personal.

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Según la última investigación de IDC, en 2020 el gasto global en servicios de telecomunicaciones se mantendrá en unos 1.600 millones de dólares, una cifra muy similar a la del año pasado. Parte de esta situación se debe a que servicios que tradicionalmente elevaban el gasto de las empresas en telecomunicaciones se han trasladado a los hogares, a través del teletrabajo. Y en el ámbito doméstico los consumidores no pagan por uso, sino que cuentan con contratos de tarifa plana que les permiten usar las redes y los servicios de llamadas “sin límite”.

Aunque por otro lado el consumo de servicios de telecomunicaciones está reduciéndose en las empresas por la reducción de su actividad general, y no por culpa de que los trabajadores remotos se aprovechen de condiciones ventajosas. Los expertos señalan que la ralentización del funcionamiento de muchas empresas y, en algunos casos, la total paralización de sus actividades, conlleva una reducción natural del gasto en servicios de todo tipo, entre ellos los de telecomunicaciones más tradicionales.

Otros factores en contra que enfrentará la industria este año son la transición de los clásicos servicios IP a servicios en la nube más económicos y la reducción del crecimiento del PIB mundial, que generará una oleada de pérdidas económicas en todos los sectores. Además, ciertos sectores como el comercio minorista, están reduciendo su actividad al mínimo, lo que también afectará a su gasto en telecomunicaciones, que suele ser considerable.

Como señala en su investigación Carrie MacGillivray, vicepresidenta y gerente general del grupo de investigación mundial de telecomunicaciones, movilidad e IoT en IDC, el “COVID-19 está generando mucha incertidumbre sobre el impacto del gasto en varios mercados tecnológicos. Esperamos que el mercado de servicios de telecomunicaciones resista mejor las condiciones actuales que otros elementos del mercado de las TIC. La pandemia de COVID-19 está destacando la importancia de la conexión. Los servicios de telecomunicaciones son el hilo conductor que nos mantiene unidos a medida que superamos esta crisis”.