La escasez de chips Mini LED elevará el precio de pantallas y dispositivos

  • Negocios

PC Portatiles tienda

A finales del año pasado los fabricantes de pantallas y dispositivos electrónicos han comenzado a incrementar pedidos de chips Mini LED para los nuevos productos que llegarán al mercado en 2021. Como consecuencia, se va a producir un aumento del precio de estos componentes, lo que repercutirá en el de dispositivos móviles y equipos informáticos, categorías que seguirán aumentando sus ventas en la primera mitad del año.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

La tecnología Mini LED es el siguiente paso evolutivo de las pantallas de ordenadores, televisores, dispositivos móviles y otras categorías de aparatos electrónicos. A finales del año, los todavía escasos fabricantes de chips Mini LED recibieron un aluvión de pedidos de los principales proveedores de paneles LED, anticipando la demanda de los fabricantes de equipos originales, que quieren integrar esta nueva tecnología en buena parte de los modelos que lanzarán en 2021, con el fin de diferenciarse de la competencia.

Se espera que, al menos durante la primera mitad de 2021, seguirán aumentando las ventas de ordenadores portátiles, smartphones y otros productos equipados con pantallas, y la industria no quiere perder competitividad. Por ello, solo en el cuarto trimestre de 2020, los proveedores de paneles LED han aumentado de forma notable los pedidos de chips Mini LED, anticipándose al aumento de demanda de estos componentes por los fabricantes de televisores, portátiles y dispositivos móviles.

Teniendo en cuenta que por el momento la capacidad de producción de chips Mini LED es limitada, los expertos de TrendForce prevén que se producirá una cierta escasez de productos en el mercado, lo que afectará a los precios. Actualmente, estiman que ciertos proveedores de chips LED han incrementado la cotización de estos componentes para los clientes secundarios entre un 5% y un 10%, lo que acabará repercutiendo en mayor o menor medida en el precio final de los dispositivos.

Por otro lado, según los expertos de TrendForce, las empresas de la cadena de suministro de tecnologías LED han comenzado a adquirir componentes de forma agresiva para anticiparse a la previsible subida de precios de las materias primas y a la escasez de componentes tras el próximo año nuevo chino. Pero ya escasean determinados productos, por lo que se espera que comiencen a aumentar el precio para clientes pequeños y medianos, que realizan pedidos de poco volumen.

Por su parte, los fabricantes de chips Mini LED están trabajando para aumentar la producción de esta tecnología, ya que no solo es la que tendrá más demanda en el medio plazo, sino que les proporciona unos márgenes brutos mucho más altos que las tecnologías LED tradicionales. Según los expertos, estos movimientos se están dando en los principales fabricantes, pero se han realizado tarde, debido a que la pandemia ha afectado a la disponibilidad de materiales y equipos clave en ciertos puntos de la cadena de suministro, lo que ha agravado la tradicional escasez de la industria LED.