El trabajo remoto impulsa cambios en el diseño de los portátiles empresariales

  • Infraestructura

teletrabajador portatil video

Las funcionalidades clásicas de los ordenadores portátiles sirven para el trabajo remoto, pero a medida que esta modalidad laboral gana presencia el diseño de los nuevos equipos está cambiando. Ahora, las prioridades de los fabricantes incluyen capacidades especiales para habilitar las reuniones virtuales, como mejoras en los sistemas de imagen, sonido y seguridad, o la integración de capacidades de IA, entre otras innovaciones.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI?Leer 

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

El ordenador portátil es la herramienta predilecta para el teletrabajo, y ahora que la pandemia ha impulsado las reuniones virtuales y el acceso remoto a los sistemas empresariales, los fabricantes han dado u paso al frente para dotar a sus equipos de mejores capacidades para estos entornos. Esta es una respuesta natural a la demanda de los clientes, que en muchos casos se han visto obligados a recurrir a accesorios y servicios de terceros para contar con las herramientas básicas necesarias para asistir a reuniones virtuales.

Esto se debe a que sus portátiles tenían una calidad de imagen y sonido deficientes, o no contaban con las capacidades y servicios de seguridad imprescindibles para garantizar la protección de las comunicaciones. Por ello, fabricantes como Dell, HP o Lenovo han realizado mejoras en las características integradas en sus portátiles de ámbito empresarial, dotándolos de capacidades de inteligencia artificial, cámaras y micrófonos de alta calidad y con sistemas de reducción de ruido pensados para ofrecer la máxima calidad en las reuniones virtuales.

Y cabe destacar que muchas de estas características se encuentran presentes en equipos no solo de gama alta, sino en los de gama media, que representan las mayores oportunidades comerciales para la industria. Los expertos estiman que la mayor demanda este año se producirá durante el primer semestre, y los líderes del mercado no están dispuestos a perder esta gran oportunidad.

Mientras tanto, los Chromebooks están dejando de ser equipos de gama baja para estudiantes, y ahora algunos modelos de más nivel superan incluso los 1.000 euros, lo que les acerca a segmentos empresariales donde se requieren características más avanzadas de rendimiento, seguridad y comunicaciones. Debido a ello, este segmento ha logrado alcanzar los 29,6 millones de unidades en 2020, un crecimiento interanual del 74%, que ha sido absolutamente inesperado, y que se atribuye a la falta de disponibilidad de equipos profesionales en el mercado durante gran parte del año, por la gran demanda.

Teniendo en cuenta que a nivel mundial queda una enorme demanda de Chromebooks por cubrir, y que esta está aumentando en regiones como América central, América del Sur y Asia Pacífico, se prevé un crecimiento interanual del 37& en este segmento de equipos portátiles, que permitirá superar los 40 millones de unidades en 2021. Los expertos de TrendForce afirman que la participación de los equipos Windows en el mercado mundial ha descendido a menos del 80% por la falta de disponibilidad, y no esperan que logre recuperarse fácilmente, sobre todo debido a las estrategias agresivas de Google y sus socios en la industria para hacerse con este mercado floreciente.

Esto tendrá consecuencias importantes a nivel de diseño, ya que los Chromebooks basados en arquitecturas diferentes a Intel están floreciendo, tanto por la mayor participación de las nuevas plataformas AMD como por la llegada de nuevos y muy convincentes productos basados en arquitecturas ARM, que ya están ganando peso en los equipos de Apple con sus nuevos chips M1 de fabricación propia.