El teletrabajo y el estudio remoto seguirán impulsando la venta de portátiles en 2021

  • Puesto de trabajo

teletrabajador portatil video

En 2020 el mercado de ordenadores portátiles ha superado los anteriores récords, gracias al impulso que imprimieron en las ventas del teletrabajo y la educación a distancia. Y los expertos creen que en 2021 estos factores permitirán superar estas cifras, especialmente por el gran impulso que está experimentando el segmento de Chromebooks destinados a la enseñanza.

Recomendados: 

Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI?Leer 

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

Durante la mayor parte del año pasado las empresas recurrieron al teletrabajo para superar las diversas etapas de confinamiento, en las que las autoridades trataron de impulsar esta modalidad laboral para proteger a la población. Esto generó una demanda enorme de ordenadores portátiles, la herramienta preferida para trabajar desde casa, y también para el estudio remoto.

Según las últimas cifras de TrendForce, en 2020 se superó por primera vez en la historia la barrera de los 200 millones de unidades vendidas, gracias a un crecimiento interanual del 22,5%, el más alto hasta la fecha. Las cifras más importantes se registraron en el segundo trimestre, cuando se reanudaron las cadenas de suministro globales, superados los bloqueos iniciales causados por la contención de la enfermedad.

Los expertos afirman que es complicado pronosticar con exactitud el devenir del mercado este año, especialmente en el segundo semestre, debido a los posibles bloqueos fronterizos para contener la siguiente o siguiente oleadas de la pandemia. Aunque por ahora esperan que el mercado crezca a una tasa interanual del 8,6%, alcanzando, al menos, los 217 millones de unidades vendidas.

Además, destacan que la categoría de Chromebooks continúa cogiendo fuerza en el mercado mundial, ya que se han convertido en los equipos preferidos para entornos como el estudio remoto, y también para muchos trabajos. Esto se debe a que su coste es sensiblemente inferior al de los equipos tradicionales, basados en Windows o MacOS, mientras que cuentan con capacidades más que suficientes para estas tareas. Según las cifras presentadas ahora por los expertos de TrendForce esta categoría de equipos representó en 2020 el 14,8% del total de envíos mundiales, y este año se espera que el porcentaje pueda crecer hasta un 18,5%.

Según las cifras presentadas ahora por los expertos de TrendForce esta categoría de equipos representó en 2020 el 14,8% del total de envíos mundiales, y este año se espera que el porcentaje pueda crecer hasta un 18,5%. Se espera que las ventas de estos portátiles aumentarán especialmente en el primer semestre, pero también lo harán las de equipos tradicionales, impulsados por la llegada de las nuevas generaciones de procesadores.