El retorno de los viajes internacionales aviva el mercado de roaming 5G

  • Negocios

viaje negocios

Los operadores de telecomunicaciones están preparándose para un aumento significativo de los servicios de roaming 5G, ahora que la pandemia está más controlada y se han reactivado los viajes internacionales. Se espera que este mercado aumente el volumen de suscriptores en un 4.500% en los próximos cinco años, pero los expertos alertan de que la infraestructura de roaming todavía no está bien preparada para cubrir la demanda 5G, y necesita ser actualizada.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer

En los últimos meses la vacunación contra la pandemia de COVID-19 ha avanzado considerablemente, y muchos países han abierto sus fronteras a los viajes a los destinos internacionales a los que tradicionalmente viajaban sus ciudadanos en la época estival. Esto será un motor económico importante para países cuya economía está muy ligada al turismo, como España, y beneficiará a otros mercados, como el de telecomunicaciones, en el que los usuarios de roaming 5G se multiplican con rapidez.

En un estudio realizado por Juniper Research sus investigadores afirman que este año el número de usuarios de estos servicios alcanzará unos 4,5 millones en todo el mundo, y esperan que la cifra se incremente en un 4.500% para 2026, cuando llegaría a unos 210 millones. Este rapidísimo crecimiento acompañará al progreso en la adopción de 5G en los países de origen, lo que obligará a los operadores a centrarse en ampliar su capacidad de soporte 5G para los clientes de itinerancia, ya que la demanda de datos para estos usuarios va a crecer mucho, especialmente en los meses vacacionales.

Por ello, los expertos instan a los proveedores de roaming a desarrollar funciones habilitadas para 5G, principalmente el análisis de itinerancia, el roaming patrocinado y la dirección de roaming. Esto les permitirá gestionar el rápido crecimiento de las conexiones, proporcionar el volumen de datos 5G que demandan los clientes internacionales y maximizar la monetización del roaming 5G. Uno de los puntos más complicados será soportar el creciente volumen de datos consumidos por los usuarios de itinerancia, y se espera que aumente rápidamente la competencia entre los proveedores, ya que los usuarios esperan disfrutar de niveles de ancho de banda y latencia similares a los servicios 5G que utilizan en sus países de origen.

Los expertos explican que los proveedores de roaming deben satisfacer esta demanda a través de servicios de valor añadido. Esto será un reto para los proveedores, ya que el tráfico de roaming va a alcanzar niveles históricos. Este año se espera que el tráfico de roaming 5G alcanzará unos 2,6 petabytes en todo el mundo, una cifra que se disparará en los próximos cinco años, pudiendo alcanzar unos 770 petabytes para el año 2026. Y comparan esta cifra con la transmisión de 115 millones de horas de vídeo 4K en plataformas como Netflix.

Satisfacer esta demanda de servicio va a ser un verdadero desafío para los operadores de telecomunicaciones y proveedores de roaming, ya que la infraestructura actual no está preparada para este gran salto de velocidad y de consumo de datos. Por ello, los expertos creen que los operadores deberán establecer nuevos acuerdos que permitan cubrir los datos de roaming 5G, brindando a los suscriptores al experiencia que esperan.

Scarlett Woodford, autora de esta investigación, dice que “a medida que regresa la demanda de viajes internacionales, los operadores deben adaptarse a la importante aceptación de las suscripciones 5G durante la pandemia”. Y opina que quienes no puedan proporcionar la capacidad de roaming 5G en los destinos de viajes perderán prestigio como marca y llevarán a los usuarios hacia sus competidores.