Este año las suscripciones a servicios 5G alcanzarán 580 millones

  • Infraestructura

5G

Así lo indica un reciente estudio sobre las tendencias de movilidad, donde los expertos han analizado en profundidad el progreso de las redes y servicios basados en 5G. Tras un 2020 complicado, los operadores de telecomunicaciones están acelerando el despliegue de sus nuevas redes, y en lo que va de año ya se ha visto una importante respuesta de los clientes, que cada vez están más interesados en cambiar a 5G para poder disfrutar de ciertas tecnologías clave.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

Por qué las plataformas de edge cloud complementan el enfoque multi-cloud Leer

Las ventajas que proporcionan las redes 5G para consumidores y empresas son muchas, ya que el gran salto de prestaciones habilita el uso en movilidad de tecnologías de alto consumo de datos. Además, esta nueva tecnología no solo se centra en la velocidad o la baja latencia, sino que se ha diseñado pensando en un ecosistema tecnológico plagado de dispositivos que demandan conectividad de calidad, y esto es uno de los factores decisivos para su expansión en el mundo empresarial.

Según el último Informe de Movilidad elaborado por Ericsson, los operadores están acelerando el despliegue de las nuevas tecnologías de red 5G y el mercado ya está respondiendo. Solo en el primer trimestre de este año el volumen de suscriptores de 5G ha aumentado en 70 millones, y se espera que la cifra crezca rápidamente a lo largo de todo el año, a un ritmo de un millón de nuevas suscripciones cada día, hasta alcanzar unos 580 millones para final de 2021, unas previsiones muy superiores a las realizadas anteriormente por otros expertos. 

Esto confirmaría que 5G será la generación de redes móviles con la mayor tasas de adopción de la historia, y los expertos creen que, siguiendo este ritmo, para finales de 2026 el 60% de la población mundial (unos 3.500 millones de personas) utilizará servicios 5G. Aunque este rápido avance no está siguiendo el mismo ritmo en todas las regiones, ni a nivel del despliegue ni de adopción por parte de los clientes. Según esta investigación, donde más rápido está progresando el despliegue de 5G es en China, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Mientras tanto, Europa está tardando mucho más en completar la implementación de las nuevas redes, lo que también tendrá un impacto en el ritmo de adopción. Los expertos de Ericsson creen que en China el ritmo de adopción será más rápido que en el resto de países, gracias al lanzamiento de gran cantidad de modelos de terminales 5G de casi todas las gamas, y a la pronta disponibilidad de servicios en gran parte del país. En general, Ericsson prevé que el noreste asiático contará con unos 1.400 millones de suscriptores de 5G para el año 2026, aunque Norteamérica y el CCG lograrán el mayor índice de penetración para ese año, que los expertos estiman en un 84% y un 73%, respectivamente.

En palabras de Fredrik Jejdling, vicepresidente ejecutivo y jefe de redes de Ericsson, “hemos entrado en la siguiente fase del 5G, con la aceleración de los despliegues y la expansión de la cobertura en mercados pioneros como China, Estados Unidos y Corea del Sur. Ahora es el momento de que empiecen a materializarse casos de uso avanzados para cumplir la promesa del 5G. Las empresas y las sociedades también se están preparando para un mundo pospandémico, en el que la digitalización impulsada por 5G desempeña un papel fundamental”.

Para los expertos, uno de los factores que más contribuirá a la expansión de los servicios 5G es el crecimiento del tráfico de datos móviles, que a finales de 2020 se situó en unos 49 exabytes, y se prevé que aumente hasta 237 exabytes para el año 2026. Actualmente, la mayor parte de este tráfico (95%) proviene de los smartphones, con un promedio mensual de 10 Gb, que probablemente aumentará a unos 35 Gb para 2026. Pero con 5G se espera que esto cambie mucho, ya que están surgiendo muchas aplicaciones basadas en dispositivos conectados de todo tipo, que generarán mucho tráfico, tanto focalizado en ubicaciones concretas de alta concentración, como provenientes de otras aplicaciones en movilidad.

Las estimaciones de Ericsson son que este año las tecnologías de IoT masivo NB-IoT y Cat-M aumentarán un 80%, llegando a unas 330 millones de conexiones para finales de 2021, y se espera que para el año 2026 estas tecnologías representen el 46% de todas conexiones de IoT móvil. A este gran aumento del tráfico se sumará la tendencia en crecimiento de contratar banda ancha móvil como sustituto a la banda ancha tradicional, por fibra.

Cada vez hay más usuarios que encuentran en esta modalidad de servicio la solución ideal para sus necesidades de conectividad, ya que para muchos es la conectividad domesticas es secundaria, o no requiere más ancho de banda ni nivel de servicio que la conectividad en movilidad. Si esto ya tiene cada vez más importancia con la tecnología 4G, la llegada de 5G probablemente provocara una migración más importante hacia la banda ancha “integral” basada en redes 5G. Según las estimaciones de Ericsson, entre 2020 y 2026 el tráfico generado por ofertas de acceso inalámbrico fijo (FWA) se multiplicará por siete, alcanzando unos 64 exabytes.