Nuevas tecnologías inalámbricas para expandir los servicios de banda ancha

  • Infraestructura

5G

El progreso de las redes de banda ancha fija no se logrará solo con las redes de fibra tradicionales, sino que en muchos lugares harán falta tecnologías inalámbricas de nueva generación. Según los expertos, las que más potencial tienen son Smart WiFi Mesh y 5G FWA, que permitirán incrementar el ancho de banda en regiones con mala conexión, y proporcionar acceso a Internet a un volumen mayor de dispositivos.

Recomendados: 

IT Trends 2021. Asimilando la aceleración digital Leer 

Guía para implementar una CDN moderna Leer 

Los proveedores de banda ancha han expandido sus redes hasta cubrir la mayor parte del territorio en muchas regiones, pero en otras no existen servicios de calidad, debido a una infraestructura anticuada o ineficiente. Esto cambiará en el futuro, pero en muchos casos no será mediante las estrategias que se aplican en las áreas urbanas y suburbanas, sino que los operadores de redes están valorando otras opciones para construir las futuras redes de datos de alta velocidad.

La arquitectura de redes de banda ancha que se desplegarán en lugares de difícil acceso probablemente se basarán las nuevas tecnologías de comunicaciones inalámbricas. Esto permitirá a los operadores proporcionar a los clientes una solución con el suficiente ancho de banda como para cubrir las necesidades de las nuevas tecnologías, si depender de una red fija que tarda en desplegarse y que muchas veces no cubre los requisitos de las nuevas aplicaciones.

Las tecnologías más prometedoras para los expertos son Smart WiFi Mesh y Fixed Wireless Access (FWA), basada en 5G, que proporcionan un ancho de banda superior y permiten gestionar un mayor número de conexiones simultaneas. Por ahora, estas tecnologías solo están al alcance de unos pocos, debido a su elevado coste, pero en el futuro los operadores ofrecerán soluciones basadas en ellas a un precio más asequible. Esto sentará las bases de una nueva generación de redes de acceso fijo inalámbrico, que mejorarán la calidad frente a las anticuadas redes tradicionales de fibra de última milla.

Según una reciente investigación de ABI Research, las implementaciones de Smart WiFi y FWA impulsarán los envíos de equipos WiFi Mesh y 5G FWA para los consumidores. Sus estimaciones son que para 2025 estos podrían alcanzar unos 40,6 y 14,6 millones de unidades, respectivamente. Según Khin Sandi Lynn, analista industrial de esta firma de investigación, “es fundamental una conexión WiFi confiable, debido a que las aplicaciones de transmisión de video, juegos en línea y videoconferencia están en auge, especialmente en mercados saturados. Los operadores están respondiendo a la demanda suministrando a los clientes CPE que tienen sistemas de malla y estándares de WiFi más altos, como WiFi 6, para respaldar toda la experiencia del hogar”.

Estas tecnologías inalámbricas están empezando a ganar popularidad en los entornos domésticos, especialmente por la necesidad de gestionar un número cada vez mayor de dispositivos conectados. Otras consideraciones que benefician este auge son su mayor capacidad para integrarse en el hogar digital, proporcionando seguridad y capacidades aumentadas de control parental. En opinión de Lynn, “proporcionar dispositivos WiFi avanzados permite a los operadores de banda ancha mejorar la experiencia del usuario y aumentar el ingreso promedio por usuario (ARPU) ya que los consumidores pagan una tarifa mensual adicional por los sistemas de malla”.

Por otro lado, los operadores de banda ancha están añadiendo nuevos servicios FWA para respaldar las capacidades de Quality of Service (QoS). Por ejemplo, Verizon, Deustche Telekom y Vodafone ya han lanzado 5G FWA en áreas urbanas con una alta densidad de población, proporcionando servicios de banda ancha con capacidades similares a la fibra. Por su parte, British Telecom acaba de lanzar Hybrid Connect, un servicio adicional opcional para usuarios de banda ancha fija, que permite conectar todos los dispositivos del hogar mediante FWA si se produce un fallo técnico en la red de fibra convencional.

Finalmente, Lynn dice que “en última instancia, los proveedores de servicios deben adoptar tecnología avanzada y aprovechar su sólida relación con los clientes de banda ancha existentes para lograr sus objetivos comerciales”. Y destaca que para comprender mejor las necesidades de los clientes los operadores necesitarán adoptar soluciones de software más eficientes, que analicen las aplicaciones y servicios de uso frecuente, el consumo de datos y el uso de los dispositivos conectados a la red. Esto incluye herramientas de análisis de datos basadas en IA y aprendizaje automático que ayuden a los proveedores de servicios a mejorar sus beneficios comerciales.