Las redes 5G alcanzarán 147 millones de suscriptores para el año 2025

  • Infraestructura

5G

A media que la sociedad y la economía vayan recuperándose tras la pandemia las redes 5G irán expandiéndose, y se espera que lo hagan rápidamente en los próximos cuatro años. Se espera que en este tiempo el volumen de suscriptores de servicios 5G crezca un de forma explosiva, pasando los 4,3 millones previstos para este año a unos 147 millones para 2025.

Recomendados: 

IT Trends 2021. La TI salva el negocio Webinar

COVID-19, ¿cuánto y cómo ha influido en las estrategias de TI? Leer 

Las redes privadas 5G permiten la transformación digital empresarial Leer

Las redes 5G han crecido tímidamente en 2020, debido a las dificultades que ha impuesto la crisis sanitaria global, pero este año el despliegue va a continuar, y los expertos creen que en los próximos cuatro años el volumen de suscriptores de 5G en todo el mundo va a crecer exponencialmente. Las previsiones recogidas en el último estudio de ABI Research muestran que el número de usuarios de 5G alcanzará unos 4,7 millones en 2021, y crecerá hasta unos 147 millones en 2025.

En este rápido progreso tendrá mucho que ver el despliegue de redes 5G standalone, que se basan en tecnologías de red central innovadoras, dejando atrás las limitaciones de los sistemas 4G LTE heredados y aplicando altos niveles de virtualización. Esto permite a los operadores ofrecer paquetes de roaming 5G más atractivos para los clientes, lo que ayudará a impulsar las suscripciones.

Los expertos explican que estas redes 5G independientes permiten usar un mayor número de aplicaciones de red definidas por software. Esto incrementa la eficiencia en el enrutamiento del tráfico de datos y voz, reduciendo las inversiones necesarias para ofrecer servicios de roaming 5G. Este estudio sugiere que las arquitecturas de red actuales, basadas en infraestructuras heredadas de las redes celulares anteriores, son un lastre para el desarrollo futuro del mercado de comunicaciones móviles. Por ello, los expertos recomiendan a los operadores que dejen atrás las viejas estrategias y busque alianzas para poder acelerar la adopción de 5G standalone, estableciendo acuerdos de roaming 5G basados en esta tecnología.

Como comenta Scarlett Woodford, autora de esta investigación, “la disminución actual del tráfico de itinerancia internacional no debe utilizarse como motivo para descuidar las futuras actividades de itinerancia. Dado que los acuerdos de roaming pueden tardar entre 12 y 18 meses en establecerse, los operadores deben centrarse ahora en acuerdos de roaming 5G independientes, en preparación para la recuperación del mercado”.

Finalmente, esta investigación destaca que el desarrollo del mercado 5G se acelerará más en Norteamérica y el Lejano Oriente, donde se cerrarán más acuerdos de roaming 5G, sumando entre las dos regiones más del 35% del total. Aunque advierte a los operadores que, si quieren triunfar en el futuro, deben priorizar los acuerdos basados en 5G standalone.