El empeoramiento de la economía lastra el mercado de wearables en 2022

  • Negocios

wearables hearable smartwatch deporte

El aumento de la inflación y los temores a una recesión están impactando de lleno en muchos mercados tecnológicos vinculados al gran consumo, entre ellos el de wearables. Las ventas de estos dispositivos han caído con fuerza en el segundo trimestre del año y los expertos creen que estos desafíos seguirán afectando al mercado durante el resto del año, y que las ventas no volverán a crecer significativamente hasta algún momento de 2023.

Recomendados: 

Innovación tecnológica.
II
 Foro IT User,
28 septiembre Regístrate

¿Cómo optimizar
los costes IT? Informe

El "Headless" CMS en la empresa Leer

Durante los dos primeros años de pandemia el mercado de wearables se disparó, gracias al mayor interés de las personas por el cuidado de la salud y las actividades deportivas. Pero en lo que va de año la situación se ha revertido como consecuencia del aumento de la inflación y el temor a la recesión, que están llevando a los consumidores a derivar el gasto hacia productos no tecnológicos. Las últimas cifras publicadas por IDC apoyan esta percepción, ya que en el segundo trimestre de 2022 los envíos de wearables descendieron un 6,9% interanual hasta 107,4 millones de unidades.

En este tiempo el ranking de proveedores de wearables se ha mantenido, y por el momento está encabezado por Apple, Samsung, Xiaomi, Huawei e Imagine Marketing, y cuatro de ellas han sufrido una caída interanual en sus envíos hacia mediados de año. Y los ingresos también se están resintiendo, ya que los proveedores de menor tamaño están impulsando los precios a la baja, lo que está afectando a los ASP generales de la industria. A pesar de ello, los wearables seguirán dominando el mercado de IoT de consumo, superando a otras categorías como los altavoces inteligentes.

Jitesh Ubrani, gerente de investigación de los Rastreadores de Dispositivos de Consumo y Movilidad en IDC, comenta que “es desafortunado que compañías como Apple, Samsung y Google estén lanzando más relojes inteligentes premium en un momento en que el apetito por productos de alto precio sigue en duda. Y aunque el precio de algunos productos nuevos sigue siendo el mismo que el de la generación anterior, la fortaleza del dólar estadounidense dificulta la compra en monedas locales en todo el mundo”.

La mala situación económica seguirá afectando al mercado de wearables este año y los investigadores de IDC se han visto obligados a revisar sus previsiones a la baja. Ahora prevén que el mercado mantendrá unos envíos muy similares a los del año pasado, quedando en unos 535,5 millones de unidades, y los ingresos podrían descender si continúa la presión sobre los precios. Aunque de cara al año que viene esperan que el mercado recupere su crecimiento, y que continúe durante algunos años más, gracias en gran medida al aumento de interés en estas tecnologías en mercados emergentes, y al siguiente ciclo de renovación en mercados más maduros.

En su informe, Ramon T. Llamas, director de investigación de Wearables y AR/VR en IDC, explica que “si bien el mercado de los wearables cayó en el segundo trimestre y lo más probable es que se mantenga plano este año, ciertamente no está fuera. A medida que el mercado de los wearables da pasos lentos hacia la madurez, eventualmente reconocerá los flujos y reflujos entre los volúmenes récord que vimos durante la pandemia y lo que vemos hoy. Pero en general, la tendencia continúa hacia arriba, solo que a un ritmo más lento a medida que los consumidores buscan reemplazos y la cantidad de nuevos usuarios comienza a disminuir”.