El mercado de wearables continuará creciendo en los próximos cinco años

  • Negocios

wearables fitness

Las ventas de wearables se han acelerado en los últimos dos años, destacando la demanda de auriculares conectados, monitores de actividad y smartwatches. En 2022 se espera que el mercado de estos dispositivos continúe creciendo a una tasa del 13,2%, animado por el creciente uso de dispositivos de sonido inalámbrico y destinados a usos deportivos y de monitorización de la salud.

Recomendados: 

Revista Digital IT Trends - Metaverso, el espacio virtual que liderará la nueva revolución digital Leer

Las nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer 

La evolución del lugar de trabajo Leer 

Durante los dos primeros años de pandemia los consumidores han aumentado su interés por la monitorización de la salud y la actividad deportiva, y por el uso de auriculares inalámbricos inteligentes, lo que ha acelerado las ventas de wearables por encima de las previsiones anteriores. Según las últimas cifras publicadas por ABI Reseach, en 2020 los envíos aumentaron hasta 259,63 millones de unidades, gracias al buen desempeño de los monitores de actividad deportiva (112,15 millones) y relojes inteligentes (74,3 millones).

En 2021 el mercado volvió a crecer hasta unos 304,69 millones de unidades, gracias en gran medida al aumento de ventas de hearables (auriculares inalámbricos), que han entrado con fuerza en la escena de los wearables. De cara a 2022 los investigadores creen que el mercado volverá a crecer un 13,2% hasta sumar otros 344,9 millones de unidades, y continuará creciendo a buen ritmo hasta el año 2026.

Filomena Iovino, analista de investigación de dispositivos 5G, teléfonos inteligentes y wearables en ABI Research, comenta que “si bien el sector de los wearables ha experimentado un fuerte crecimiento, también lo han hecho los accesorios móviles, donde la demanda de auriculares inalámbricos aumentó drásticamente el año pasado”. Atribuye esta mejoría del mercado a la mayor disponibilidad de dispositivos más elegantes y funcionales, y en particular a la proliferación de la tecnología True Wireless (TWS) y al impacto que continúa teniendo la pandemia en el comportamiento y el estilo de vida de los consumidores.

Así, el año pasado las ventas de hearables aumentaron hasta sumar 502,7 millones de unidades, una categoría que podría seguir creciendo a una CAGR del 7,6% hasta superar los 700 millones en 2026. Con ello se situaría como la categoría líder del mercado de accesorios inteligentes, superando a los monitores de actividad y smartwatches. Esto tiene mucho que ver con los avances en tecnologías como la de cancelación de ruido, que habilitan el uso de estos auriculares para muchas tareas, desde el ocio al trabajo remoto.

Iovino explica que, “además, a medida que el control por voz se convierte en la interfaz de usuario dominante para el control manos libres de teléfonos inteligentes y relojes inteligentes, los auriculares True Wireless también se convertirán en importantes impulsores del crecimiento y la adopción de asistentes de voz”. Las estimaciones de ABI research son que los envíos de auriculares TWS crecerán a una CAGR del 19% hasta 2026, alcanzando un volumen superior a 600 millones de unidades.

En su informe también destaca que ciertos segmentos del mercado de accesorios móviles están preparándose para un gran cambio, ya que los fabricantes de smartphones tienden a eliminar los complementos como auriculares y cargadores en los propios terminales. Esto estimulará la venta de auriculares, y muchos consumidores optarán por adquirir modelos compatibles con los asistentes virtuales de los proveedores principales (Apple, Google, Amazon).

En cuanto a la conectividad, los investigadores afirman que 5G no se convertirá en la norma a corto plazo, ya que los wearables continuará ligados a los smartphones como plataforma puente con los servicios y aplicaciones. Esto hará que en los próximos años las tecnologías como bluetooth sigan siendo dominantes en el mercado. Anticipan que la tasa de conexiones 5G para wearables continuará siendo minoritaria hasta 2026 (0,6%), y se ceñirá casi exclusivamente a ciertos modelos de smarwatch y auriculares.

Iovino dice que “la alta recopilación de datos y la baja eficiencia energética serán las fortalezas clave de estos dispositivos inteligentes”, y anticipa que la popularidad y la demanda de wearables continuará creciendo, particularmente en la industria de la salud. Señala que “aunque es probable que 5G aparezca en una mayor cantidad de relojes inteligentes en 2023, se espera que el volumen se mantenga bajo, en unos 3,55 millones para 2026, mientras que 4G seguirá representando el volumen más alto, con 45,4 millones de envíos y una CAGR del 31,7% en esta etapa”.

En cuanto a los dispositivos wearables enfocados al cuidado de la salud, se espera que continúen siendo una de las categorías dominantes en estos años, y serán de los que más tenderán hacia la conectividad celular, lo que permitirá un mejor seguimiento de los pacientes. Iovino concluye su informe explicando que “algunos dispositivos de atención médica se envían actualmente con conectividad LPWA-LTE o tecnología 4G, y se espera que para 2026 alcancen 0,86 y 0,72 millones de unidades, respectivamente. Además, este podría ser un buen sector para 5G debido a su baja latencia, confiabilidad y conectividad de velocidad de banda ancha”.